Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA SITUACIÓN EN EL PAÍS VASCO

El PNV y EA parten en la precampaña como ganadores, seguidos del Partido Popular

El 44% teme choques civiles, según el Pulsómetro

El sondeo realizado mediante entrevistas telefónicas refleja la tensión que se vive en el País Vasco y las anomalías que de eso se derivan. De las 1.500 personas consultadas, 504 no quisieron contestar o dijeron no tener respuesta a las preguntas que se les formularon. El 83,1% de los que contestaron aseguraron haber votado en las anteriores elecciones, cuando la participación real no superó el 71%. Junto a ese fenómeno se constata una altísima fidelidad de los electorados respecto a los partidos con los que simpatizan y cuyas candidaturas apoyaron en los comicios de 1998.

El Pulsómetro muestra que la ciudadanía vasca percibe un riesgo de enfrentamiento civil en la calle, dada la tensión política y social que genera la violencia terrorista. El 44% de los consultados creen que la tensión que se está alcanzado puede derivar en ese tipo de enfrentamientos, mientras un 36,8% sostiene que ese riesgo no existe. En el electorado del PP y de IU la sospecha de que existe ese riesgo alcanza cotas considerablemente altas (59% y 51%, respectivamente).

Las perspectivas de la mayoría de la ciudadanía son bastante negativas respecto a que las próximas elecciones puedan servir para distender la situación que se vive en Euskadi. El 62,2% pronostica que todo va a seguir igual. Esa tesis está mucho más extendida en el electorado de Euskal Herritarrok (72%), mientras que los votantes y simpatizantes del Partido Popular constituyen el colectivo que menos comparte esa presunción (45%).

El sondeo indica que en caso de realizarse hoy las elecciones la fuerza más votada sería la coalición del Partido Nacionalista Vasco y Eusko Alkartasuna, que cuenta con una intención de voto del 38,6%, lo que le reportaría 29 escaños, dos más de los que sumaban esos partidos en el Parlamento que acaba de ser disuelto. La segunda fuerza con más intención de voto es la coalición del Partido Popular y Unidad Alavesa (23,4%), que podría alcanzar los 18 o 19 diputados -en 1998, el PP logró 16, y Unidad Alavesa, 2-.

Las previsiones para el Partido Socialista de Euskadi son ligeramente mejores que los resultados que obtuvo hace tres años. Un 18% indica que tiene intención de votarle el próximo día 13 de mayo. De ser así, obtendría entre 13 y 15 parlamentarios -en la pasada legislatura contó con 14-. La marca electoral de Herri Batasuna tiene visos de sufrir un retroceso. Euskal Herritarrok dispone de una intención de voto del 13,5%, lo que podría aportarle 10 o 11 escaños. En la legislatura pasada tenía 14 parlamentarios. Izquierda Unida baja en intención de voto (4,5%) respecto a los resultados que obtuvo en 1998 pero aún así puede sumar un diputado más a los 3 que consiguió en los anteriores comicios.

La coincidencia es casi unánime sobre cuál es el principal problema del País Vasco: el 81% no duda en señalar el terrorismo. La situación de los presos etarras, a menudo invocada para justificar acciones violentas, sólo es considerada un problema por el 4,4% -en el electorado del Partido Nacionalista Vasco, para un 4,3%, y en el de EH para un 22,5%-. El paro es el segundo problema que más preocupa (43,7%) mientras que sólo el 7,7% cita como problema actual el logro de la independencia.

El presidente del Gobierno vasco, Juan José Ibarretxe (PNV), es el candidato a lehendakari mejor valorado por la ciudadanía. La gestión de su gabinete en estos tres años obtiene un aprobado (5,2) en la valoración media de las personas consultadas. Ese dato incluye un matiz llamativo, ya que el electorado de Euskal Herritarrok le concede una valoración ligeramente más alta (5,3), sólo superada por la de los votantes del PNV (7,2). Ibarretxe y el líder de EH, Arnaldo Otegi, son los candidatos mejor valorados por sus respectivos electorados (7,7 en ambos casos, en una escala de 0 a 10), seguidos de cerca por Jaime Mayor Oreja, al que los votantes del Partido Popular califican con un 7,5, aunque la nota media del conjunto de los consultados es de 3,2. La calificación media que obtiene Otegi es 2,5. En el cómputo general, el segundo candidato mejor valorado es el de IU, Javier Madrazo (4,3). El líder socialista, Nicolás Redondo, obtiene un 3,8 (un 5,4 en su electorado).

El sondeo realizado para la cadena SER fue realizado entre mayores de 18 años los pasados días 19 y 20 en el País Vasco. El margen de error para el conjunto de la muestra es de más/menos 2,53% para una margen de confianza del 95%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de marzo de 2001