Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP acepta la fiscalización del Imefe e impone la del Ayuntamiento de Fuenlabrada

El PP aceptó ayer en la Comisión de Presupuestos de la Asamblea solicitar a la Cámara de Cuentas que fiscalice al Imefe, organismo del Ayuntamiento de Madrid encargado de impartir cursos de formación a parados que está siendo investigado por una comisión municipal tras detectarse graves irregularidades en la adjudicación de los cursos. Pero, a la vez, y en contra de la opinión de IU y PSOE, los populares exigieron -y aprobaron con sus únicos votos- que se fiscalicen las cuentas del Ayuntamiento de Fuenlabrada. Para la oposición, esta actitud es 'una venganza' y una 'politización del papel de la Cámara de Cuentas'.

Los tres grupos políticos habían llegado a un acuerdo para evitar que la Cámara se convirtiera en un instrumento de venganza entre partidos. Desde la creación del órgano fiscalizador, los partidos habían pedido la revisión de las cuentas de una decena de municipios: si el PP pedía explicaciones sobre las cuentas de un ayuntamiento gobernado por el PSOE, los socialistas replicaban pidiendo cuentas de un municipio gobernado por los conservadores. Para evitarlo, PP, PSOE e IU acordaron retirar todas las peticiones de fiscalización a excepción de tres: las que afectaban a los ayuntamientos de Villaconejos y Fuenlabrada y la referida al Imefe.

En el caso de Villaconejos, los tres grupos votaron a favor de pedir a la Cámara de Cuentas que audite las cuentas del Consistorio, ya que el propio pleno municipal lo había solicitado. En el caso del Imefe, la razón ha sido otra. Los tres grupos han acordado pedir la fiscalización basándose en la actitud del propio equipo de gobierno del Ayuntamiento de Madrid, que ha aceptado la creación de una comisión que estudie las presuntas irregularidades.

Casos similares

El PP intentó ayer convencer -sin éxito alguno- a la oposición da las similitudes entre el caso del Imefe y el de Fuenlabrada. Las denuncias en el Ayuntamiento de Fuenlabrada se centran, en principio, en que el interventor municipal no es de carrera. Lo que, para Adolfo Piñedo, del PSOE, no es, desde luego, 'un caso para la Cámara de Cuentas'.

Tanto Piñedo como Franco González, de IU, acusaron al PP de actuar empujado por la venganza. 'Así responden a nuestra iniciativa de solicitar la investigación de las cuentas del Imefe. ¿Cómo va a ser igual un caso y otro cuando en el Ayuntamiento de Madrid el propio alcalde admite que hay irregularidades y se han producido hasta dimisiones?', replicó el diputado de IU.

Pedro Muñoz, del PP, había negado la mayor. En su argumentación señaló que si en Fuenlabrada no se ha aprobado en pleno la fiscalización de sus cuentas, era porque PSOE e IU tenían un acuerdo de gobierno, y defendió la actitud del Ayuntamiento de Madrid, que 'ha dado un ejemplo de transparencia y valentía' al permitir la creación de una comisión sobre el Imefe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de marzo de 2001