CINE | SE BUSCA SUSTITUTO A FERNÁNDEZ

La Mostra de València carece de director a seis meses del festival

La Mostra de València-Cinema del Mediterrani, el festival más importante en el panorama cinematográfico valenciano, continúa sin tener director técnico a falta de seis meses para su inicio, en octubre. El Ayuntamiento de Valencia se propone nombrar próximamente al sucesor de Lluís Fernández, responsable del certamen en los últimos nueve años, tras trascender las diferencias entre éste y el Consistorio, aunque no hay un candidato claro.

A pesar de ser conocidas desde hace unos años las discrepancias entre el hasta ahora director técnico, Lluís Fernández, y la concejal de Cultura, María José Alcón, el Ayuntamiento no ha solventado con prontitud la crisis. De hecho, el festival vive un vacío de poder que menoscaba la organización del mismo y su capacidad para programar la próximo edición. Sobre todo por lo que respecta a la sección oficial porque el margen de actuación es cada vez más estrecho.

La Fundación Municipal de Cine continúa con su trabajo diario, si bien en un clima de incerteza sobre quién dirigirá el certamen. Pero las gestiones para la configuración de los diferentes ciclos y de las películas programadas para las secciones oficial e informativa se han tenido que paralizar, aunque aún no se ha celebrado el festival de Cannes, principal escaparate del que se nutre la Mostra. Tampoco se sabe a ciencia cierta qué pasará con el congreso internacional de música de cine, una iniciativa personal que aportó Fernández.

El Ayuntamiento ha asegurado que el festival se celebrará con normalidad. Así se expresaba un portavoz de la concejalía de Cultura, quien afirmó que a finales de esta semana o la próxima se eligirá a un nuevo director.

El Ayuntamiento no ha aceptado el aumento de las condiciones económicas del nuevo contrato que proponía Lluís Fernández, pero no ha movido pieza desde el pasado mes de diciembre, cuando concluyó legalmente la relación contractual con el mismo.

Una situación muy distinta a la experimentada, por ejemplo, en el festival de San Sebastián el pasado año. Su responsable durante la mayor parte de la década de los noventa, Diego Galán, tuvo una despedida sin traumatismos. Su mano derecha, Mikel Olaciregui, hasta entonces subdirector, asumió el cargo, continuando con la fórmula general que ha consolidado el festival como uno de los más importantes del mundo, al margen de las aportaciones personales que pueda introducir. Diego Galán, al mismo tiempo, ha entrado a formar parte de uno de los comités del festival.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Este relevo amistoso no se ha producido en la Mostra. Fernández ha conseguido durante sus nueve años aumentar el número de espectadores hasta alcanzar el récord de los 40.000 en la pasada edición, si bien la mayoría de las entradas se reparten gratuitamente. Una afluencia de público que, sin embargo, no ha ido acompañado por el respaldo crítico a un festival muy ecléctico, en el que los gobernantes municipales han sugerido incluso algunos ciclos de cineastas valencianos o españoles. El Ayuntamiento valora fundamentalmente ese éxito de público y la difusión que proporcionan las estrellas contratadas.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS