Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El puerto de Cádiz consigue un registro histórico con un tráfico de 4,6 millones de toneladas durante 2000

El ejercicio del año 2000 ha arrojado un registro histórico para la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz: el movimiento de 4,6 millones de toneladas de mercancías a través de sus dársenas portuarias, un 15,5% más que en 1999. El crecimiento medio del conjunto de los 27 puertos españoles de interés general ha alcanzado durante 2000 el 5,27%. Sólo en 1995, y de forma coyuntural, se superó el movimiento de mercancías en la Bahía de Cádiz, debido a la coincidencia con el periodo más crítico de la sequía que padecieron 15 municipios de la provincia de Cádiz, lo que obligaba a traer agua potable desde Huelva en dos barcos semanales.

Los graneles sólidos (carbón y cereales, fundamentalmente) a través del muelle de La Cabezuela son las mercancías que más han crecido, gracias a la decisión de algunas cementeras nacionales que han decidido traer estas mercancías a través del puerto de Cádiz.

'El año pasado fue realmente bueno en cuanto al movimiento de mercancías, porque hemos conseguido no sólo mover un número mayor sino diversificarlas', dijo ayer Rafael Barra (PSOE), presidente de la Autoridad Portuaria, quien espera que la tendencia 'se mantenga estable' durante los próximos años.

En el lado contrario del resultado, figura el bajón que ha experimentado la pesca, que ha reducido en un 20% la entrada de mercancía debido a la inactividad de la flota que faena en Marruecos. El tratado pesquero con el país norteafricano expiró en noviembre de 1999, sin que, hasta ahora, se haya logrado reeditarlo. No obstante, la pesca representa muy poco en la facturación global de la Autoridad Portuaria, según Barra. Una de las pérdidas del puerto de Cádiz ha sido la línea regular de ferrys que unía diariamente Cádiz con Tánger, a la que renunció la compañía por motivos económicos.

El incremento del tráfico de mercancías ha dado un empujón al resultado económico del organismo, que arrojó pérdidas por valor de 210 millones de pesetas, lo que supone, no obstante, la tercera reducción de pérdidas consecutiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de marzo de 2001