Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los asistentes a la última Fira de Tàrrega gastaron casi 560 millones

De no haberse celebrado la pasada edición de la Fira de Teatre al Carrer de Tàrrega (entre el 8 y el 11 de septiembre de 2000), el municipio y su área de influencia habrían dejado de ingresar casi 560 millones de pesetas. Esta cantidad es el impacto económico directo que tuvo la feria o, lo que es lo mismo, lo que gastaron en la zona, durante los cuatro días de programación, los cerca de 108.000 asistentes. Así se recoge en un estudio elaborado por un equipo de la Universidad de Lleida dirigido por el catedrático Francisco Juárez.

El informe se elaboró a partir de una encuesta realizada a 2.605 personas y en él se combinan los datos sobre impacto económico directo con la descripción de las características socioeconómicas de los asistentes. El estudio refleja que el 60% de quienes acudieron a la feria se alojó fuera de su domicilio habitual (el 40% en el cámping habilitado por la organización, el 30% en casas de amigos o familiares, el 20% en hoteles, pensiones o casas particulares y el resto en caravanas o coches).

5.197 pesetas al día

El gasto medio por persona y día fue de 5.197 pesetas, aunque se produjeron grandes variaciones según el tipo de alojamiento escogido (entre las 4.045 pesetas de quienes optaron por el cámping y las 10.604 de quienes escogieron un hotel de categoría superior a dos estrellas).

Los comercios de restauración y bebidas, pensiones, hoteles y pastelerías son los principales beneficiarios de este gasto: en cuatro días ingresan lo mismo que obtendrían durante todo un año si la población de Tàrrega aumentara en 2.000 personas.

Además de las cifras económicas, el estudio incluye datos socioeconómicos interesantes, como la media de edad de los asistentes: 33,56 años en el caso de las mujeres, y 31,23, en el de los hombres. Hasta ahora se pensaba que el público de la feria era mayoritariamente joven y con un poder adquisitivo bajo, pero los resultados lo desmienten. Los datos permiten confirmar, sin embargo, que el principal atractivo para el público que acude a la feria son los espectáculos de calle, que son gratuitos. Así, sólo el 20% del público compró alguna localidad para asistir a los espectáculos en sala.

En cuanto al origen geográfico, el 90% de los asistentes procedía de Cataluña (de éstos, el 38,3%, de Barcelona y el 23,5%, de Lleida); el 6,9% se desplazó desde Andorra y del resto de España; el 1,9% procedía de la Unión Europea y el 1,2%, de otros destinos. Casi la mitad de los asistentes a la pasada edición habían acudido a la feria en sus cuatro últimas convocatorias, con lo que la fidelidad del público es muy elevada.

Según el alcalde de Tàrrega y presidente del patronato de la Fira de Teatre al Carrer, Frederic Gené, el estudio 'demuestra que la Fira es un motor económico para una ciudad con 12.958 habitantes, y constata que, desde la cultura, se puede hacer una aportación muy valiosa al progreso económico de de un territorio'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de marzo de 2001