Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESPACIO

Primer relevo de astronautas en la Estación Espacial Internacional

El transbordador espacial Discovery y la Estación Espacial Internacional (ISS) se unieron con éxito en la madrugada del viernes al sábado, aunque un problema de comunicación entre la nave y la Tierra ocasionó un retraso de una hora. El propósito de este encuentro es realizar el primer relevo de la tripulación de la Estación Espacial y descargar suministros.

En esta misión también está previsto que se acople el primer módulo logístico europeo, el italiano Leonardo, al laboratorio Destiny, así como dos paseos espaciales y la realización de numerosos experimentos.

El transbordo de la tripulación se produjo dos horas después del encuentro a 311 kilómetros de distancia. En el Discovery viajaban cuatro astronautas y la tripulación de relevo, entre ellos el ruso Iouri Oussatchev, que se pondrá al mando de uno de los equipos de la estación. También han llegado a la ISS, los americanos Seusan Helms y James Voss, estarán a bordo unos cinco meses. Los relevos de la tripulación entre rusos y norteamericanos se producirán hasta que terminen de construir la estación, que se prevé para 2006.

Cae la 'Mir'

Mientras se avanza en la construcción de la ISS, la Mir vive sus últimos días. La estación espacial rusa continúa su descenso hacia la Tierra y dentro de unos diez días será desorbitada, según indicó ayer el Centro de Control de Vuelos Espaciales ruso.

Desde que en junio del año pasado se decidió abandonar la Mir, se ha dejado que descienda de forma natural desde su órbita original de 350 kilómetros a 220. La mayor parte de esta vieja estación, que ha funcionado 14 años y que pesa 137 toneladas, la destruirá la atmósfera. Sin embargo, hasta 1.500 de sus fragmentos, con un peso total de 20 toneladas, caerán sobre el Pacífico sur, entre Nueva Zelanda y Chile, en una franja marítima de 200 por 6.000 kilómetros conocida como 'el cementerio de los aparatos espaciales'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de marzo de 2001