Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

El alcalde y los trabajadores de Sintel

Excelentísimo señor alcalde de Madrid: como padres de un trabajador de Sintel vivimos día a día los sufrimientos de estas familias, por lo que rogamos a Dios que su esposa e hijos nunca le vean a usted en la calle esperando que le paguen siete nóminas adeudadas.

También le queremos agradecer que, al ver que los trabajadores de Sintel no son guineanos, ni ecuatorianos, ni han venido en pateras, que sólo son 'españoles' a secas y, por tanto, completamente 'legales', usted no los apoye ni moral ni económicamente, ni les proporcione los mínimos servicios de salubridad e higiene que cualquier ser humano merece.

¡Ah!, ahora va y les pide a todos su voto.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de marzo de 2001