Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 80% de las casas de turismo rural de Andalucía no está dada de alta

La Junta diseña un plan de ordenación

El 80% de las 2.000 casas destinadas al turismo rural en Andalucía no está dada de alta y, por tanto, desvinculadas de cualquier régimen fiscal. La Consejería de Turismo ha elaborado el plan Senda para ordenar la oferta de alojamientos según su calidad y competitividad. El Centro Andaluz de Turismo Interior (Centia), con sede en Úbeda (Jaén), diseña y planifica el desarrollo de este plan que, en palabras de su gerente, José Luis Carmona, acabará con la 'anarquía' del turismo de naturaleza.

El desarrollo de un sistema turístico sostenible y competitivo, integrado en el espacio rural andaluz es el principal objetivo del plan Senda, presentado recientemente por el consejero de Turismo, José Hurtado. En esa línea, se incorpora una nueva normativa que regula el sistema de alojamientos en el medio rural. La principal novedad introducida es que se limita la capacidad máxima de las casas rurales a 12 personas y su tipología deberá adaptarse a unas normas de calidad óptimas.

El Centia de Úbeda ha intentado elaborar una guía oficial con todas las casas rurales existentes en la comunidad, pero su sorpresa ha sido que apenas el 20% de las detectadas estaban registradas legalmente. La Junta pretende ahora hacer tabla rasa y abre la puerta a todos los alojamientos que respondan a esa filosofía de turismo rural para que se integren en la red andaluza. Para ello, la Consejería de Turismo compromete ayudas, de hasta el 30% a fondo perdido, para los establecimientos que quieran adaptar su infraestructura a la tipología diseñada para las casas rurales.

José Luis Carmona, gerente del Centia, considera que las ventajas que reporta esa adaptación son incalculables, tanto por la publicidad institucional de la propia Consejería como por la posibilidad de integrarse en los circuitos y centrales de reservas de la propia Administración.

El plan Senda introduce la figura de la vivienda vacacional para los alojamientos que decidan mantenerse al margen de la red andaluza. 'Estos casos no serán considerados como actividad turística y sí un alquiler urbano', apunta José Luis Carmona, quien añade, no obstante, que ésas casas tendrán, necesariamente, que someterse a un régimen fiscal para no incurrir en competencia desleal.

Plataformas

Otro problema con el que se encuentra la Consejería de Turismo a la hora de ordenar el sector es el agrupamiento de las casas rurales en diferentes plataformas.La Red Andaluza de Alojamientos Rurales oferta más de 400 establecimientos, casi el doble de los que se integran en la agencia mayorista Rural Andalus o las que han nacido al amparo de los Centros de Iniciativas Turísticas creados en la mayoría de los parques naturales andaluces.

Todos los esfuerzos por integrar en una sola toda la oferta hasta ahora dispersa responden a la filosofía del plan Senda, que propone homogeneizar la señalización y fortalecer la imagen del producto turístico rural, así como transmitir al mercado la existencia de un producto turístico complementario al propiamente andaluz.

El turismo rural en Andalucía pivota sobre tres ejes principales: los parques naturales de Cazorla, Segura y Las Villas, en Jaén, el de Grazalema, en Cádiz, y las Alpujarras granadinas. Ha sido en la provincia jiennense donde en los últimos años se ha visualizado mejor la demanda creciente por este tipo de turismo verde. Según los datos que maneja el Patronato de Promoción y Turismo de la Diputación de Jaén, el número de viajeros alojados en la provincia ha pasado de los 267.000 del año 1992 a los 500.000 del último ejercicio 2000. Las pernoctaciones, que hace cinco años ascendieron a 388.000, superaron las 620.000 en 2000.

El crecimiento ha sido constante en los últimos años, pero ha tenido su principal reflejo en los viajeros del extranjero, que fueron más de 84.000 el último año (un 16% del total de turistas llegados a la provincia). La diputada de Turismo Pilar Cáceres considera que es el resultado de la política de promoción de la Diputación Jaén, que acaba de publicar en inglés y en Internet su agenda turística.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de marzo de 2001