Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lucía Etxebarria gana el Premio Primavera de Novela

'De todo lo visible y lo invisible' obtiene el premio, dotado con 30 millones de pesetas

Madride un duelo entre mujeres. Lucía

Fue un duelo entre mujeres. Lucía Etxebarria (Valencia, 1966) ganó ayer por unanimidad el V Premio Primavera de Novela con De todo lo visible y lo invisible, una obra de amor apasionado y destructivo, que podría tener tintes autobiográficos. La autora de Beatriz y los cuerpos celestes se encontraba ayer en Bruselas en un congreso. Susana Fortes (Pontevedra, 1959) quedó finalista con la novela Fronteras de arena, que será publicada por recomendación del jurado. El Premio Primavera de Novela está dotado con 30 millones de pesetas.

Un poeta ganador del Premio Adonais y una directora de cine que empieza a tener cierto éxito son los protagonistas de la novela de Etxebarria. Ambos sostienen una pasión amorosa que los destruye. Amigos de la escritora destacaron ayer que la obra ganadora podría tener rasgos autobiográficos. La novela, que fue presentada con el título de Vísperas de nada y bajo el seudónimo de Juan Pedro López Arguyó, está ambientada en el Madrid de nuestros días con algunas escapadas a zonas del norte de España.

Los miembros del jurado destacaron que se ha producido un cambio de registro en la trayectroria vital de esta narradora, que compatibiliza la narrativa con los guiones de cine y en ambos registros ha conseguido el éxito del público. 'Su mundo narrativo ha cambiado', aseguró ayer por la tarde el escritor Antonio Soler poco después conocerse el fallo.

Las novelas anteriores de esta autora se basaban mucho en el mundo de las drogas, la noche y la iniciación al sexo, aseguró el crítico Ángel Basanta, mientras la novela ganadora mantiene ese mundo tratado de otra manera. El mundo marginal de sus primeras obras y el descaro que han definido en buena medida la trayectoria literaria de la controvertida autora parecen quedar definitivamente relegados. Como 'menos provocativa con el ambiente en que se mueve' para adentrarse con mayor profundidad en el mundo interno de los personajes fue calificada la novela ganadora por Soler.

Obra de madurez

Etxebarria, que ayer se encontraba en Bruselas participando en un congreso, no pudo ser localizada a lo largo de la tarde. Su teléfono móvil estaba apagado o fuera de cobertura y en su domicilio madrileño saltaba un contestador automático. Ella, que es tan aficionada a figurar, en esta ocasión ha optado por mantenerse en un segundo plano y no estuvo localizable. Esta actitud, según fuentes de la editoral, se refleja en su obra de madurez.

El jurado del Premio Primavera de Novela lo componían el académico Luis Mateo Díez, que no compareció en la conferencia de prensa en la que se dio a conocer el fallo; el escritor Antonio Soler; el crítico literario Ángel Basanta; el subdirector general de Espasa, Rafael González, y Ramón Pernas, de Ámbito Cultural-El Corte Inglés.

Desde primeras horas de la mañana de ayer el jurado estuvo reunido en un hotel madrileño deliberando sobre las cuatro novelas que pasaron a la final, aunque la discusión principal se centró entre dos escritoras de registro muy diferente.

La novela finalista, Fronteras de arena, está ambientada en el Marruecos español y el Sáhara durante el año 1935, meses antes del estallido de la guerra civil. La mayor parte de la novela de Susana Fortes transcurre en la ciudad de Tánger. El protagonista es un capitán que está realizando la cartografía de los límites del antiguo Sáhara español. Fortes ganó el Premio Nuevos Narradores en 1994 con Querido Corto Maltés y posteriormente ha publicado Las cenizas de la Bounty y Tiernos y traidores.

Terrorismo y drogas

El terrorismo etarra, la novela histórica, la transición demócratica, los fracasos sentimentales, las drogas y la ciencia ficción fueron los temas más recurrentes entre los 402 ejemplares presentados al Premio Primavera de Novela, convocado por Espasa Calpe y Ámbito Cultural, de El Corte Inglés. Las obras presentadas pasaron por un proceso de selección que incluía tres etapas de lectura sucesiva. Cuarenta novelas llegaron a la final, y sólo cuatro a la fase decisiva. España se sitúa a la cabeza en cuanto al número de originales, pero también se han recibido novelas de Uruguay, Argentina, Chile, Perú, Cuba, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, México, República Dominicana, Canadá, Alemania, Austria y Suecia.

Las obras ganadoras de las cuatro ediciones anteriores fueron La hija del caníbal, de Rosa Montero; Las perlas peregrinas, de Manuel de Lope; El nombre que ahora digo, de Antonio Soler, y Amphitryon, del mexicano Ignacio Padilla. Según datos de la editorial convocante del premio, las cuatro obras ganadoras han superado en total los 500.000 ejemplares vendidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de marzo de 2001