CC OO critica la regularización de los centros para menores de 6 años

El proyecto de decreto que anunció la consejera de Enseñanza Carme Laura Gil para regular los centros que acogen a niños menores de seis años pero que no tienen carácter educativo fue duramente criticado ayer por el sindicato Comisiones Obreras, que lo considera una 'agresión a la cohesión social'. La Federación de Enseñanza de este sindicato acusa a la titular de Enseñanza de mantener 'una actitud prepotente, con unas maneras de hacer impropias de una sociedad democrática y participativa'.

El decreto, que se encuentra todavía en fase consultiva en el Consejo Escolar, divide los centros para menores de seis años en tres categorías: las llars d'infants, centros educativos que cumplen los requisitos del sistema educativo; las guarderías, centros infantiles que no imparten un currículo educativo sino que sólo vigilan o entretienen a los niños, y los servicios de atención a los niños, que funcionan de forma discontinua.

Según el sindicato, el decreto que prepara Enseñanza supone una 'renuncia a hacer de la política educativa un elemento de integración social y de lucha contra la igualdad'. La regularización de estos centros sin funciones educativas, añade, 'evidencia la cara más regresiva y agresiva del departamento y supone una 'desregulación del sector' y un intento de potenciar la iniciativa privada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 06 de marzo de 2001.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50