Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CAMBIOS EN EL GOBIERNO

Juan Vicente Herrera, portavoz parlamentario del PP, será el nuevo presidente de Castilla y León

Juan Vicente Herrera Campo, portavoz del Partido Popular en las Cortes de Castilla y León desde 1995, será el sucesor de Juan José Lucas en la presidencia de esa comunidad, que ha gobernado durante 10 años. Pocas horas después de que Lucas dimitiese para hacerse cargo del Ministerio de la Presidencia, el comité electoral regional del PP designó, ayer por la tarde, a Herrera para candidato a la presidencia de la Junta. Los populares cuentan con mayoría absoluta en las Cortes regionales, por lo que Herrera, abogado nacido en Burgos en 1956, tiene garantizada la elección.

Herrera es licenciado en Derecho por la Universidad de Navarra, es soltero y es el presidente del Partido Popular en Burgos desde 1993. Con anterioridad había ejercido la abogacía en Madrid.

Secretario general de la Consejería de Economía de la Junta de Castilla y León desde 1992 a 1995, fue elegido procurador por Burgos en las elecciones de 1995. En julio de ese año fue elegido portavoz del Grupo Popular enlas Cortes regionales, cargo que ha continuado desempeñando hasta la actualidad y que ha compatibilizado con el de vicesecretario de Acción Parlamentaria.

Herrera nunca había estado en las quinielas sobre la sucesión de Juan José Lucas, que apuntaban más bien hacia José Manuel Fernández Santiago, vicepresidente primero y consejero de Medio Ambiente en el Gobierno regional, y a Tomás Villanueva, vicepresidente segundo y consejero de Educación y Cultura.

Juan José Lucas afirmó ayer que el secretario general del PP, Javier Arenas, le había urgido a dejar designado a su sucesor cuanto antes. Y a las 19.30, el presidente del comité electoral regional del PP, José Manuel Fernández Santiago, hizo público que el elegido había sido Juan Vicente Herrera, del que dijo que es 'un candidato excelente, comprometido con la comunidad y un hombre de consenso'.

Con esa designación, inspirada al parecer por dirigentes nacionales del PP, se pone fin a las disputas internas que desde hace meses estaba viviendo ese partido ante la hipótesis de un cercano relevo de Lucas. Esas batallas se iniciaron antes de la constitución del último Gobierno de José María Aznar, dado que algunos dirigentes populares de Castilla y León daban por hecho que Lucas sería nombrado ministro y, por tanto, tomaban posiciones para sucederle en la presidencia regional del partido. Fernández Santiago, portavoz del Gobierno regional además de vicepresidente primero, y Tomás Villanueva, vicepresidente segundo de la Junta y encargado de asuntos económicos dentro del Gabinete, han sido los que más han pugnado por esa sucesión.

Lucas dijo ayer que deja la región en un momento muy oportuno: 'A dos años de las elecciones, con una holgada mayoría absoluta y con un nuevo clima de entendimiento con la oposición socialista'.

La elección del sustituto

El caso de la dimisión del presidente de Castilla y León está contemplado en el Estatuto en el apartado 3 del artículo 17, que establece que son las Cortes autonómicas las que procederán a la elección de presidente por mayoría absoluta en primera votación o por simple en las sucesivas, con arreglo al procedimiento que establece el Reglamento. El PP tiene mayoría absoluta, por lo que el sucesor de Juan José Lucas saldrá en la primera votación. Cuando Aznar fue elegido presidente de Castilla y León necesitó el apoyo de el grupo Solución Independiente y la abstención del CDS. Jesús Posada, gracias a los votos del CDS, no necesitó tampoco una segunda votación. Lucas, en las tres siguientes ocasiones, ha salido en primera votación gracias a la mayoría absoluta del PP.

El Reglamento señala que el presidente de la Cámara, Manuel Estella, propondrá en 15 días, y previa consulta con los portavoces parlamentarios, un candidato a la presidencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de febrero de 2001

Más información