Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iberia contará en su futuro consejo con cinco consejeros independientes

En el orden del día de la junta extraordinaria figura la solicitud para cotizar a partir de abril de sus acciones en las bolsas de Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia. Asimismo, la junta deberá aprobar el cambio de estatutos para la transmisión de acciones, derechos preferentes y otros aspectos técnicos y legales de cara a la nueva etapa de la empresa en Bolsa.

Además, los nuevos estatutos fijan en 12 el número de consejeros de la compañía. De ellos, seis los copará el núcleo estable que controla el 40% del capital de la empresa. Según lo acordado entre este núcleo y la dirección de la empresa, British Airways y American Airlines, que controlan el 10% del capital, tienen dos consejeros. Caja Madrid (10%) tiene un consejero; el BBVA (7,3% del capital) otro; Logista (6,7%) cuenta con un consejero, mientras que El Corte Inglés y Ahorro Corporación (6% entre los dos) cuentan con otro consejero.

De los restantes seis miembros del consejo, uno será el presidente de la empresa y otros cinco serán independientes, nombrados por el consejo de la empresa a propuesta del principal accionista, la Sociedada Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), que controla el 53,9% del capital, justo lo que saldrá al mercado.

Entrada de profesionales

Estos nombramientos se producirán una semana antes de salir a cotizar, según la práctica seguida hasta ahora en otras empresas públicas. Los consejeros independientes serán profesionales independientes de 'reconocido prestigio', al igual que ha ocurrido en el resto de las empresas públicas que se han privatizado. Ese nuevo consejo deberá ratificar al presidente, y todo apunta a que Xabier de Irala seguirá al frente de la compañía.

Por otra parte, la sección sindical del Sindicato de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA) en Iberia envió ayer una nueva circular a sus afiliados en la que pide calma a los pilotos e insiste en el 'cumplimiento estricto de las normas de la compañía y el convenio en vigor', ante lo que consideran 'incumplimientos del convenio' por parte de la dirección de la compañía y 'retraso injustificado' en la renovación del mismo.

El SEPLA ya repartió el lunes una circular a los pilotos pidiendo el cumplimiento estricto de las normas, una medida de presión (huelga de celo) que ayer tuvo escasa inciencia, según fuentes de Iberia.

Por su parte, UGT hizo público otro comunicado en el que, ante lo que considera 'sin eufemismos, una huelga de celo' por parte de los pilotos, reclama a la empresa una mesa única para negociar 'las reivindicaciones que exijan un trato equitativo y homogéneo para todos los trabajadores'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de febrero de 2001

Más información

  • Escasa incidencia de la huelga de celo de los pilotos