Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Castellano nombra a Elvira Bosch directora territorial en Castellón

El consejero de Sanidad, Serafín Castellano, hizo público ayer por sorpresa el nombramiento de la directora médica del Hospital General de Castellón, Elvira Bosch, como directora territorial del área en la provincia, en sustitución de Vicente Vilar, que falleció el pasado mes de diciembre. Desde entonces la plaza estaba vacante, a pesar de los numerosos problemas que ha tenido que afrontar la Sanidad en la provincia, como la aparición de legionella en varios hospitales sin un referente claro que saliera el paso ante la alarma que generó el brote. En este tiempo han sido muchos los nombres que han sonado para el cargo, como el del director del hospital comarcal La Plana de Vila-real, Nicolás Martínez, el subdirector médico del Hospital General de Castellón, Manuel Ibáñez, o el director del mismo centro, Pablo Prada, de quien ayer se conoció su dimisión en el puesto.

Castellano negó cualquier relación entre la renuncia de Prada y el nombramiento de Bosch; simplemente se limitó a justificar que el primero 'ha cumplido muy bien con su obligación, pero últimamente ha manifestado en reiteradas ocasiones que estaba cansado y ahora sacaremos a concurso la plaza para encontrar un sustituto'. Prada ha podido caer en desgracia en Sanidad por sus declaraciones respecto al oscurantismo con que el Consell trató la legionella en Castellón, cuando afirmó que 'todos tenemos jefes' para explicar la falta de información.

Elvira Bosch, quien parecía sorprendida por su elección como directora territorial de Sanidad, manifestó que era 'impensable su designación' y que la había conocido oficialmente ayer mismo. Bosch no quiso pronunciarse sobre los motivos que habían llevado a Prada a dimitir, pero alabó su labor y aseguró estar dispuesta a 'hacerle cambiar de opinión'.

Por su parte, la nueva directora territorial de Sanidad, con 31 años de experiencia en el sector, basó en el conocimiento del área sus esperanzas de 'poder dar un impulso a la Sanidad en la provincia'.

'Fracaso' popular

Por su parte, la ex ministra de Sanidad y diputada socialista Ángeles Amador aseguró ayer en Valencia que los populares han constatado el fracaso de sus políticas sanitarias ensayadas en la Comunidad Valenciana. Amador, que pronunció una conferencia en la sede del PSPV, indicó que el modelo del hospital de Alzira no funciona y que los populares han lanzado políticas que han debilitado los servicios públicos, especialmente los que deben ofrecer garantía de salud a los ciudadanos. La ex ministra socialista recalcó que la política de salud pública ha desaparecido de los gobiernos del Partido Popular, lo que ha provocado situaciones como las de la legionella, el contagio masivo de hepatitis C y la fragmentación del modelo nacional de salud, que ahora ofrece distinto trato a los ciudadanos en función de dónde vivan y de si pertenecen a aseguradoras privadas o no. 'El hospital de Alzira es lo más atrevido que se ha hecho en materia de política sanitaria', dijo Amador, 'y no ha funcionado'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de febrero de 2001