100 universitarios se encierran en solidaridad con los inmigrantes

Cien estudiantes se encerraron ayer en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense en solidaridad con los inmigrantes que mantienen igual actitud en la iglesia de San Ambrosio, en el distrito de Vallecas. Los alumnos exigen 'la inmediata regularización de los inmigrantes, el fin de las deportaciones, del acoso policial y de los convenios engañosos entre los gobiernos', según un comunicado de la asamblea de universitarios contra la Ley de Extranjería.

El encierro comenzó con problemas. A las siete de la tarde, una supuesta amenaza de bomba obligó a los servicios de seguridad a desalojar el centro. Sin embargo, después de revisar el edificio se normalizó la situación. Los estudiantes alegaron que dicha amenaza era una maniobra de los responsables de la universidad para impedir su encierro. 'No entendemos la actitud de las autoridades de la facultad, puesto que tenemos la autorización para encerrarnos', aseguró Raúl Camargo, integrante de la Coordinadora de Asambleas de Escuelas y Facultades (CAEF). Personal de seguridad informó de que fue alertado desde el rectorado sobre la presunta amenaza.

El encierro de los estudiantes en la Complutense se lleva a cabo en conjunto con otros de la Autónoma, la Politécnica, la Carlos III y la de Alcalá de Henares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de febrero de 2001.