PP y PSPV proponen aplazar una semana la elección del Síndic

Los portavoces del Grupo Popular, Alejandro Font de Mora, y del Grupo Socialista-Progresistas, Joaquim Puig, y sus respectivos adjuntos volverán a reunirse hoy. En principio, tras el primer contacto de ayer por la mañana, estaba previsto que ambas partes se entrevistaran de nuevo por la tarde. No fue posible, porque mientras los populares aguardaban a que les llamaran los socialistas, éstos esperaban la llamada de aquellos para quedar. Finalmente se hizo demasiado tarde para todos y la reunión vespertina no se celebró.

Después de su reunión de ayer por la mañana, Font de Mora y Puig apuntaron la posibilidad de aplazar una semana la elección del nuevo Síndic de Greuges, que el PP había convocado de manera unilateral para el pleno de mañana, miércoles, con el catedrático Bernardo del Rosal como candidato. La iniciativa de los populares fue criticada por los socialistas, cuyos votos son necesarios para que prospere el nombramiento.

Más información

Font de Mora aseguró que se está intentando desbloquear la situación 'por todos los medios', aunque matizó que los tiempos condicionan el proceso y anunció su deseo de esperar a conocer las intenciones de los socialistas para valorar si vale la pena 'saltarse el plazo legal' de elección del síndic y modificar el orden del día del pleno mañana para retirar el correspondiente punto. El PP, dijo Font de Mora, tiene 'la mejor voluntad para llegar a un acuerdo, desbloquear esta situación y que la Comunidad Valenciana pueda contar con un Síndic titular de las características del candidato'.

Entre las propuestas de los socialistas para revitalizar la institución del Síndic de Greuges figura la de someter al candidato a un examen previo de los grupos, un procedimiento que se haría extensivo a todos los cargos que eligen las Cortes y que los populares aceptarían. Lo que no parece dispuesto a aceptar el PP es la propuesta del PSPV de que la Síndic en funciones, Emilia Caballero, comparezca en las Cortes para explicar su reciente informe sobre el plan urbanístico del barrio de El Cabanyal-Canyamelar de Valencia y para dar cuenta de la gestión de la institución durante el pasado año.

Por su parte, Puig aseguró que 'el PSPV va a esforzarse hasta el final para llegar a un acuerdo'. 'Si el PP quiere, lo habrá', añadió, 'porque nuestras condiciones no son excesivas y porque nos encontramos ante unas negociaciones en las que la propuesta del PP es bastante definitiva'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 19 de febrero de 2001.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50