Ecologistas, ERC e IC-V denuncian una extracción de áridos en el Fluvià

En el proyecto de lago artificial de Torroella de Fluvià (Alt Empordà), los promotores ven un acicate para promover el turismo ecológico, pero ecologistas, ERC e IC-Verds lo consideran una extracción de áridos camuflada. El colectivo ecologista Institució Altempordanesa en Defensa de la Naturales (IAEDEN) denunció ayer que el proyecto de lago artificial que se está impulsando en la zona, situado entre Torroella de Fluvià y Ventalló, tiene como objetivo primordial la obtención de áridos, aunque esta operación ha querido esconderse bajo un supuesto 'proyecto verde' con actividades lúdicas al aire libre.

El proyecto de lago artificial de Torroella de Fluvià se encuentra a punto de entrar en su segunda fase, a la espera de que la Agencia Catalana del Agua otorgue los correspondientes permisos. El lago tendrá 25 hectáreas de superficie y supondrá una inversión de 100 millones de pesetas. Está previsto que pueda ser surcado por pequeñas embarcaciones y en sus inmediaciones se construirá un parque natural.

Los ecologistas aseguran que el proyecto hará desaparecer una parte de la flora autóctona de la zona y temen que contribuya a la salinización de los acuíferos que ha venido produciéndose en los últimos años. Según datos de IAEDEN, el mar está ganando terreno, se ha introducido varios kilómetros tierra adentro y se han convertido en salinas zonas antes dominadas por el agua dulce.

IC-Verds y ERC anunciaron ayer que propondrán al Parlament una moratoria para la extracción de áridos en la cuenca del Fluvià hasta que no se disponga de estudios sobre los efectos que las extracciones masivas de arenas y gravas han causado en su lecho en los últimos años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 19 de febrero de 2001.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50