Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Médicos de EE UU trasplantan una mano a un hombre que la perdió hace seis años

Médicos estadounidenses implantaron el sábado con éxito una mano a Jerry Fischer, un trabajador de 36 años de edad originario de Jackson, en Michigan (al norte de EE UU). La operación, de trece horas de duración, comenzó la noche del pasado viernes en el hospital Jewish, de Lexington, en el Estado de Kentucky (centro-este del país). La mano trasplantada fue facilitada por una organización de Kentucky dedicada a la donación de órganos y procede de una persona que se encuentra en estado clínico vegetativo.

'Nosotros esperamos un buen resultado', dijo Warren Breidenbach, el doctor que dirigió la intervención, en la cual participaron 18 cirujanos. 'Una operación de tal complejidad no permite en esta etapa predecir el resultado', agregó. Según el doctor Breidenbach, será necesario esperar entre tres y seis meses para pronunciarse.

Fisher, padre de tres niños, perdió su mano izquierda en 1996 en un accidente con fuegos artificiales y utilizaba un garfio para sustituir al miembro amputado. La operación fue ejecutada por el equipo de cirujanos que realizó el primer injerto de mano en Estados Unidos. La primera operación de este tipo se llevó a cabo en 1998 en Lyón (Francia), bajo la dirección del médico Jean-Michel Dubernard.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de febrero de 2001