Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los vizcaínos dejarán de pagar este mes un tributo al comprar su vivienda con hipoteca

Los vizcaínos que compren o rehabiliten su vivienda habitual empezarán a ahorrarse desde fines de este mes una media de 200.000 pesetas en la formalización de sus hipotecas. Las Juntas Generales aprobaron ayer, con los únicos votos en contra de EH, la eliminación del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados que se paga al suscribir para las escrituras de un inmueble un crédito hipotecario, 'siempre que se destine a la adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual'. La exención, que entrará en vigor tras su publicación en el Boletín Oficial de Vizcaya, se extiende tanto a la constitución como a la cancelación de la hipoteca.

Vizcaya ha sido el primer territorio en eliminar este tributo, que supone el 0,5% del principal de la deuda, normalmente el 1% del crédito solicitado. Así, sobre una hipoteca de 20 millones de pesetas, dicho tributo se elevaría a cerca de 200.000 pesetas.

Tanto Álava como Guipúzcoa están tramitando la supresión de la misma tasa para las hipotecas en la compra de vivienda habitual, aunque la propuesta realizada en ambos casos incluye otra limitación que no se ha aprobado en Vizcaya: que la superficie del inmueble sea inferior a 120 metros cuadrados.

Enmienda rechazada

Las Juntas vizcaínas rechazaron una enmienda de EH, que incluía varias limitaciones para la exención del gravamen: que el precio la vivienda comprada o para rehabilitar no superase los 20 millones y el adquiriente no fuera propietario de otro inmueble. Endika Garai (EH) expuso que defendía la propuesta inicial, 'pero mejorándola'. Obtuvo el apoyo de socialistas e IU, pero no logró la mayoría suficiente por el rechazo del equipo de gobierno PNV-EA y del PP.

La eliminación de este tributo supondrá que la Diputación vizcaína deje de ingresar cerca de 2.000 millones de pesetas. El pasado año se constituyeron en Vizcaya más de 21.000 hipotecas, de las que la mayoría corresponden a la adquisición de viviendas, según datos recopilados por el Registro de la Propiedad de Bilbao.

En la sesión de ayer en la Casa de Juntas de Gernika, también se debatió sobre la reducción del impuesto de transmisiones patrimoniales, que supone la cantidad más importante pagada a Hacienda al formalizar unas escrituras de un inmueble usado.

El PP planteó bajar del tipo del 6% actual al 3%, en consonancia con la situación que rige en Álava desde 1995, mientras que EH propuso sin éxito enmiendas a la iniciativa de los populares para que la tributación fuera exenta para viviendas de hasta 20 millones y a partir de esta cantidad una subida progresiva. La proposición del PP fue rechazada con los votos de PNV, EA y PSE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de febrero de 2001