Empleados de Promi se encierran en la Consejería de Trabajo

Un grupo de 12 representantes de los trabajadores de la asociación para la Promoción del Minusválido (Promi) mantuvo ayer un encierro de cinco horas en la Consejería de Trabajo. Los trabajadores, junto a delegados de CC OO y UGT, tomaron tal determinación después de que los consejeros de Trabajo y Asuntos Sociales, José Antonio Viera e Isaías Pérez Saldaña respectivamente, no les informaran de la reunión que celebraron ayer con los responsables de Promi. Tras cinco horas de espera, el director general de Trabajo, Javier Guerrero, acudió para dar cuenta de las conversaciones acerca del futuro de la empresa, por lo que el grupo abandonó su protesta.

Promi tiene unos 1.000 trabajadores en sus 23 centros, la mayoría en Andalucía, en los que atienden a 2.000 discapacitados. La empresa adeuda unos 500 millones de pesetas en concepto de nóminas, a lo que se añaden diversos débitos con sus proveedores. Los empleados, que están en huelga indefinida desde el pasado 1 de febrero, llevan cinco meses sin cobrar y su situación de inestabilidad se remonta diez años atrás, según los miembros de los comités de empresa.

Tras la conversación con el director general de Trabajo, el responsable andaluz de enseñanza privada de CC OO, Antonio Delgado, afirmó que la Junta ha supeditado la puesta en marcha de un plan de viabilidad a la participación de diferentes entidades bancarias entre las que están CajaSur y El Monte. La medida principal es una inyección económica de 2.300 millones, de los que Trabajo aportaría 500 millones correspondientes a los atrasos en las nóminas. El resto sería asumido por el sector financiero. Este plan de futuro llega después de que Trabajo descartara un primer proyecto para salvar la empresa.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción