Rascafría veta una zona de protección en torno a Peñalara

Rascafría, municipio de 1.500 habitantes, ha bloqueado la ley que creó en 1990 el parque natural de Peñalara. Las autoridades municipales, con la ley en la mano, han impedido que la junta rectora del parque (organismo que incluye a representantes públicos y privados relacionados con esta zona natural) pueda aprobar el Plan Regional de Uso y Gestión (PRUG). Esta norma, que delimita los límites del parque y las actividades que en él se pueden realizar, prevé una zona de protección de 8.000 hectáreas que afecta a todo el término municipal y restringe futuras edificaciones y cotos de caza.

La ley de creación del parque de Peñalara incluye un artículo que confiere al Ayuntamiento de Rascafría el derecho de veto sobre cualquier modificación proyectada en la zona natural. Según la Consejería de Medio Ambiente y la asociación Ecologistas en Acción, Rascafría es el único municipio de España que disfruta de una prerrogativa de este tipo.

El alcalde, Félix Sanz, del PSOE, señaló ayer que la negativa de su municipio a aprobar el plan de usos del parque de Peñalara se basa en la 'falta de consenso' con la que Medio Ambiente y los ecologistas han tratado el asunto. 'Intentan imponernos, sin el más mínimo diálogo, una zona de protección en torno al parque. No es que estemos en contra de esta área, es que queremos que se acuerde con nosotros, que somos los que vivimos aquí'.

El alcalde se queja igualmente de que la consejería de Medio Ambiente haya variado el borrador del plan que el Ayuntamiento de Rascafría aprobó en 1997. 'En el borrador se incluían fincas privadas que ahora se han eliminado, mientras que montes de utilidad pública que ya están suficientemente protegidos se meten ahora dentro de la zona de protección', afirma el regidor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 05 de febrero de 2001.

Se adhiere a los criterios de