AULAS

Los siete jefes provinciales de inspección retiran su dimisión

Los jefes de los servicios provinciales de Ispección de Educación que dimitieron el pasado miércoles reconsideraron ayer su postura y comunicaron a la Consejería de Educación que daban marcha atrás en su intención de dimitir. Según recoge un comunicado de Educación, 'los responsables provinciales consideran que su continuidad en el cargo será la postura más beneficiosa' para continuar el proceso de negociación que se inició el pasado mes de noviembre entre la Consejería y las distintas organizaciones sindicales, cuya próxima reunión está prevista para el próximo día 2 de febrero.

Los responsables provinciales de Inspección, excepto el de Huelva, que no dimitió, siguen así la recomendación que les hizo el viceconsejero de Educación , Sebastián Cano, quien les emplazó a retomar 'el clima de cordialidad' en el que se habían desarrollado las cuatro reuniones anteriores de la mesa sectorial.

Junto a los jefes del servicio de Ispección, el pasado miércoles presentaron su renuncia el 95% de los funcionarios del cuerpo de inspectores, que solicitaron más autonomía a la consejera de Educación, Cándida Martínez, a quien instaron a que modificara el contenido del proyecto de decreto que regula su actividad y lo basara en función de 'criterios meramente educativos'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0029, 29 de enero de 2001.