Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 2.000 muertos en el mayor terremoto del último medio siglo en India

El terremoto se produjo en torno a las ocho de la mañana, hora local (cuatro y media de la madrugada en la Península), cuando los 1.000 millones de habitantes de India se disponían a celebrar el Día de la República, aniversario de la adopción de esa forma de gobierno en 1950, tres años después de su independencia de Reino Unido. El temblor tuvo su epicentro en la pequeña localidad de Bhuj, situada en una zona desértica cercana a la frontera con Pakistán, aunque la ciudad más afectada fue Ahmedabad, la más poblada y principal centro comercial del Estado de Gujarat, a unos 400 kilómetros de distancia.

El consejero del Interior de Gujarat, Haren Pandya, declaró en Ahmedabad que no podía ofrecer una cifra definitiva de muertos hasta que llegaran los datos procedentes de las zonas más remotas del Estado. Sin embargo, el ministro indio del Interior, Lal Krishna Advani, afirmó posteriormente que los muertos podrían superar el millar y la agencia Press Trust of India informó a última hora de que más de 2.000 perecieron como consecuencia del temblor.

Según el Departamento de Meteorología de India, el terremoto tuvo una intensidad de 6,9 grados en la escala de Richter y fue el más fuerte de los últimos 50 años. El Servicio Geológico de Estados Unidos elevó la intensidad del seísmo a 7,9 grados. El ministro indio de Información y Tecnología, Pramod Mahajan, declaró que se registraron 18 temblores posteriores y que se esperan más para los próximos días, aunque cada vez más leves.

En Ahmedabad, los hospitales se llenaron de heridos y los equipos de rescate buscaban supervivientes en los más de 100 edificios destruidos por el terremoto. Mientras los bomberos utilizaban sierras mecánicas y taladradoras, muchos ciudadanos escarbaban con sus propias manos. Algunos, con las caras paralizadas por el miedo, esperaban ayuda para buscar a sus familiares y amigos. En Bhuj, cerca del epicentro del seísmo, murieron 150 personas. En Pakistán, la cifra de fallecidos era de cinco; entre ellos, un niño de ocho años y una joven de 15.

El primer ministro de India, Atal Behari Vajpayee, pidió a los equipos de rescate que hicieran todo lo posible por ayudar a los supervivientes. 'Me siento profundamente dolorido al recibir la noticia sobre el devastador terremoto que ha sacudido Gujarat esta mañana y que ha causado la pérdida de varios cientos de vidas y un gran daño a la propiedad pública y privada', dijo Vajpayee en un comunicado.

El general Pervez Musharraf, líder del Gobierno militar de Pakistán, también expresó su dolor por las muertes. 'Me apena la trágica pérdida de vidas y propiedades en el terremoto que ha golpeado a varias zonas de India', afirmó Musharraf en un mensaje dirigido a Vajpayee. 'El Gobierno y el pueblo de Pakistán comparten el dolor de las familias afectadas'.

Ayuda a los damnificados

La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA) puso en estado de alerta a su unidad de evaluación de desastres tras conocer la magnitud del terremoto. La OCHA todavía no había recibido anoche petición alguna de ayuda, pero está a la espera de una eventual demanda y mantiene un estrecho contacto con sus representantes en Nueva Delhi. El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) tiene una oficina en Ahmadabad, pero no ha podido contactar con sus representantes.

En España, Unicef e Intermón tienen preparadas sendas partidas de 10 millones de pesetas como ayuda humanitaria de emergencia.Quienes deseen hacer su aportación a los damnificados por el terremoto pueden llamar a los siguientes números de teléfono: Unicef, 902 314 131, e Intermón, 902 330 331.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de enero de 2001

Más información

  • El seísmo afectó principalmente al Estado de Gujarat, en el extremo oeste del país