Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenado en Tánger a ocho años de cárcel un camionero por transportar 1.500 kilos de hachís

El transportista, natural del municipio almeriense de Níjar, fue encarcelado inmediatamente y condenado a ocho años de cárcel, tras un juicio que se celebró el pasado día 8. La familia del detenido, que dio a conocer el caso ayer en una conferencia de prensa a la que asistieron, como muestra de apoyo, representantes de sindicatos, partidos políticos y empresarios almerienses, insiste en la inocencia de Ferre.

Mari Carmen Ferre explicó que su hermano salió de Almería el 17 de diciembre hacia Casablanca con material para zapatos que debía descargar en una fábrica de esa localidad marroquí. Según la hermana, 'después de hacer la entrega le dijeron que tenía que llevar una nueva carga de vuelta, pero que aún no estaba disponible'. 'Cuando vio que tardaban unos días, intentó venir a pasar la Navidad en casa y volver después; pero no le permitían salir del país sin el camión. Al final, el día 28, después de hablar con su jefe, inició el regreso con el camión vacío y fue en la aduana donde encontraron la droga escondida entre dos chapas del camión de donde había extraído la fibra que las separa', señaló.

Consulado de España

Mari Carmen Ferre aseguró que el consulado de España en Marruecos les avisó de la detención de su hermano el día 30. 'Yo salí inmediatamente para Tánger. El juicio se había previsto para el 2 de enero. Pedimos un aplazamiento, pero el día 8 lo condenaron a ocho años de cárcel. La sentencia se dictó dos horas después del juicio', afirmó.

Además del camionero almeriense, fueron detenidas otras cuatro personas relacionadas con la fábrica de zapatos en las que Ferre tenía que efectuar la entrega de la carga que llevaba de España. Dos de los detenidos fueron puestos en libertad. Los otros dos han sido condenados a cuatro y ocho años de cárcel.

Al margen de los ocho años de cárcel, el camionero español deberá afrontar una multa de 30.000 dirham (unas 600.000 pesetas). Además, la sentencia establece el pago solidario de otros 166.000 dirham que tendrán que pagar entre los tres detenidos. Las multas suman unos tres millones de pesetas.

La familia ha denunciado también que Ferre ha sido objeto de torturas y malos tratos. 'El 3 de enero me dirigí al consulado y logré que mi hermano fuese atendido en un hospital. Tenía marcas de golpes y él mismo me dijo que lo habían maltratado. El parte del hospital decía que sufría herpes y alergia', aseguró la hermana.

Según Mari Carmen Ferre, su hermano está convencido de que ha sido víctima de un engaño. 'Siente que lo han utilizado, pero no sabe quién. Me ha asegurado que era imposible detectar la manipulación en el camión, del que sólo se alejó el día 25, cuando nos llamó para felicitarnos la Navidad, y unos días después para ducharse y descansar un poco. Ahora está en una celda de unos ocho metros cuadrados con otras 22 personas. Duerme en el suelo y le dan una barra de pan al día'.

La familia pidió apoyo para el juicio de apelación que ha solicitado. La familia ha contratado los servicios de Faical El Khatib, un abogado marroquí experto en derechos humanos. El juicio se celebrará el próximo día 24. Ferre llevaba un mes empleado en una empresa de transporte por carretera cuyo nombre no fue facilitado. Tampoco estaban presentes ayer, cuando se dio a conocer el caso, ni el jefe del camionero detenido ni ningún representante de la empresa para la que trabajaba.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de enero de 2001

Más información

  • La familia dice que el transportista de Níjar es inocente y pide apoyo para el juicio de apelación