Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Silencios del PP

No hubo caso Sogecable. Sí ex juez prevaricador y, por tanto, caso Gómez de Liaño. Hay caso vacas locas y, por ende, casos Arias Cañete-Villalobos, ministros andaluces del Gobierno de la nación. Hay caso Tireless. O sea, casos Piqué-Matas. Hay síndrome uranio balcánico que deriva en caso Trillo. Hay inmigrantes que la insolidaria Ley de Extranjería del PP han convertido en casos Piqué, Fernández Miranda, Aparicio y Mayor Oreja.

Hay Ley del Menor dictada con apresuramiento y sin medios. ¿Pretende el caso Acebes hacernos callar con aquello de la impunidad?

Hubo fraude del lino y no montaje electoral del PSOE. Por tanto, hubo y hay caso Loyola de Palacio, aunque la comisaria europea pretenda atrincherarse tras una denuncia napoleónica. Sólo por esta escueta enumeración tenemos que concluir que hay caso Aznar. Bajamos de la montaña hasta nuestras costas. Hubo caso Villarreal, hay caso Zona Franca, que son, ni más ni menos, que casos Teófila Martínez.

Orwell decía que 'el discurso político representaba, casi siempre, la defensa de lo indefendible'. Ahí se ha quedado el Partido Popular. Vacuo de palabras y muerto de contenido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de enero de 2001