CONCENTRACIÓN MULTIMEDIA

AOL y Time Warner crean un gigante de la comunicación tras superar el último obstáculo

La Comisión Federal de Comunicaciones, el organismo regulador de ese sector en EE UU, ha aceptado el acuerdo con el que America Online (AOL) y Time Warner se unen para fundar la mayor industria mundial de creación y distribución de ocio. AOL compra Time Warner por algo más de 106.200 millones de dólares (18,5 billones de pesetas). El nuevo grupo, que encamina sus intereses hacia la confluencia de los ordenadores y los televisores, sólo deberá resolver algunas cuestiones menores antes de formalizar la operación.

La compañía resultante, AOL Time Warner, nace con casi 30 millones de abonados a su servicio de Internet, 21 millones de hogares de EE UU en su red de televisión por cable y el mayor catálogo de contenidos cinematográficos, televisivos, musicales y editoriales. Pero la operación vale ahora mucho menos que cuando se anunció en enero de 2000. Entonces, la compra se estimó en más 184 millones de dólares (26 billones de pesetas al cambio de entonces), lo que la encumbraba con la mayor fusión de la historia; ahora, tras la caída del valor en Bolsa y por tener que renunciar a algunas participaciones para cumplir con los requisitos de competencia, el valor es de los citados 106.200 millones de dólares y se ve relegada al tercer puesto del ránking de fusiones más grandes. Ayer perdió el 2,2% en su primer de cotización como una sola empresa.

Más información
Un año y un día de espera
America Online recorta el 8% de su plantilla y eleva a 2.000 sus despidos este año

Las dos compañías habían superado ya el escrutinio de la Comisión Federal de Comercio y también aprobaron las pruebas de competencia en la Unión Europea, que obligó antes a la anulación de un acuerdo entre Time Warner y la discográfica EMI. Sólo faltaba la votación de los cinco miembros de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC). Los cinco votaron a favor. Según William Kennard, presidente de la FCC, el matrimonio de medios de comunicación viejos y nuevos ha planteado 'cuestiones inéditas', aunque el debate concluyó en la necesidad de no ser excesivamente estricto con tecnologías aún emergentes.

Mensajes instantáneos

La FCC impone sólo algunas restricciones a la fusión. Su mayor preocupación es el servicio de mensajes instantáneos de America Online, similar a los que ofrecen Yahoo! o Microsoft. Este sistema permite intercambiar mensajes en tiempo real entre los abonados que navegan la red en ese momento. En el caso de AOL, el servicio sólo es compatible entre sus propios abonados. La FCC obliga a la compañía a que los programas de acceso a mensajes instantáneos (llamados AOL Instant Messenger y ICQ) sean compatibles inmediatamente al menos con otro servicio, y en el plazo de seis meses deberán ser compatibles con todos los demás.

Según Kennard, el problema 'es muy similar al de la interconexión telefónica del siglo pasado'. 'El monopolio emergente de AT&T tuvo lugar porque no permitía la interconexión con otras compañías. Ninguna compañía domina Internet, pero existe el miedo', explicó, 'de que una sola entidad pueda llegar a dominar este maravilloso nuevo medio de comunicación que es el de los mensajes instantáneos'.

Con las líneas de acceso a Internet por alta velocidad, los servicios de mensaje instantáneo pueden pronto suplantar a las líneas telefónicas y convertir la videoconferencia en un sistema sencillo y asequible, especialmente cuando los ordenadores y los televisores queden unidos tecnológicamente.

La segunda restricción afecta directamente al acceso a Internet. Dado que Time Warner puede ofrecer Internet a alta velocidad a través de sus redes de cable, la FCC obliga a la nueva compañía a que el cableado quede abierto a otras empresas de acceso a Internet. De esta manera, los abonados al cable de Time Warner podrán escoger entre AOL o cualquier otro proveedor de Internet.

No se imponen normas a la distribución de la televisión interactiva -posiblemente el mayor interés de la nueva compañía a través de AOL TV-, pero la FCC promete estudiar esta nueva tecnología para analizar cómo se garantiza la competencia en el mercado. Esta afirmación es una aviso en contra del hipotético bloqueo de contenidos: AOL TV no podrá impedir que sus líneas de Internet distribuyan películas de otras productoras diferentes a Warner Bros.

AOL pasó de la nada al infinito en poco tiempo y se convirtió en el servidor de Internet con mayor número de abonados del mundo: casi 30 millones después de la compra de Compuserve. También compró Netscape, la empresa que creó el navegador de Internet que usan decenas de millones de internautas.

Según su presidente, Steve Case, la operación permite que 'los servicios y las tecnologías' lleguen a millones de personas. 'Trataremos que la oferta de AOL Time Warner esté más presente en sus vidas diarias', dijo Case.

120 millones de lectores

Time Warner era ya la primera industria mundial de entretenimiento, la más estable y la que tiene mayores perspectivas de crecimiento. Publica revistas que leen 120 millones de lectores, incluyendo Time, People o Sports Ilustrated. Suyo es el 20% del mercado mundial del cine, con todas las películas de las productoras Warner Bros y New Line Cinema. Suyas son 11 cadenas de televisión, entre ellas la quinta mayor de EE UU y, sobre todo, la primera televisión mundial de pago, la HBO, y la primera informativa, la CNN. Suyos son Madonna, Phil Collins, Mike Oldfield y todos los artistas más conocidos, desde los Goo Goo Dolls hasta los Tres Tenores. También posee la segunda red de distribución de televisión por cable en EE UU.

Según Gerald Levin, el nuevo 'abanico tecnológico' que proporciona la nueva compañía 'proporciona a los consumidores ofertas sumamente atractivas'. Case y Levin compartirán la dirección de la nueva empresa. Los principales grupos de consumidores se mostraron satisfechos con la aprobación y con las restricciones impuestas.

Uno de los miembros de la FCC en desacuerdo con las restricciones fue Michael Powell, hijo del futuro secretario de Estado, Colin Powell (que forma parte del consejo de administración de AOL), y posiblemente el próximo presidente del organismo regulador. Powell hijo, en una indicación de lo que puede ser la nueva era Bush en esta institución, lamentó que las restricciones sienten la base para que la FCC 'crea que tiene jurisdicción para regular virtualmente cualquier producto de Internet'.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS