_
_
_
_

Sant Cugat acuerda crecer hasta un tope de 90.000 habitantes

Sant Cugat se propone un crecimiento controlado, siguiendo el modelo de ciudad jardín, y con un límite de población: 90.000 habitantes, 30.000 más de los que tiene ahora. Éstas son las premisas que contiene el acuerdo al que ha llegado el equipo de gobierno de la ciudad, formado por CiU y PP, y el principal grupo de la oposición, el PSC, al que se ha sumado la formación ecosocialista IC-V.

Estas formaciones se han puesto de acuerdo para definir el futuro del Eje Vertebrador, el último gran espacio por urbanizar en la ciudad con una superficie aproximada de 200 hectáreas que se extienden en la zona de poniente de Sant Cugat, entre la carretera de Vallvidrera y el Camí dels Monjos. Se trata de un proyecto que contempla un modelo mixto de urbanización que incluye vivienda de protección oficial y vivienda de promoción privada, equipamentos culturales, sanitarios y educativos y oficinas.

El objetivo del pacto es que la ciudad crezca hasta un techo de 90.000 habitantes en los próximos 10 o 15 años. La cifra consensuada es superior a la prevista inicialmente, que fijaba el tope en 80.000 habitantes.

El acuerdo incluye la construcción de un tercer Centro de Asistencia Primaria, una nueva estación de ferrocarriles, además del quinto Instituto de Secundaria, cuatro guarderías públicas y dos centros cívicos. También se crearán nuevas áreas de descentralización. El Eje Vertebrador prevé también mantener los espacios naturales de interés ecológico, mantener la continuidad de los corredores ecológicos y proteger las rieras, además de rehabilitar el Patrimonio Arquitectónico existente, mayoritariamente formado por masías.

Peatones y bicicletas

El plan propone potenciar los espacios reservados a los peatones y el uso de la bicicleta como medio de transporte, además de dedicar un porcentaje elevado de espacio a zonas verdes y proteger la ciudad de la contaminación acústica generada por las autopistas A-7 y E-9 mediante taludes verdes y bosques.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

El alcalde de Sant Cugat, Lluís Recoder, valoró muy positivamente el acuerdo: 'No sé si es un acto demasiado normal, pero hay que verlo como un acto de responsabilidad'. Recoder ha añadió que este proyecto es muy importante para la ciudad ya que define el futuro de Sant Cugat a medio y largo plazo.

Por su parte, el portavoz del PSC, Jordi Menéndez, ha destacó que 'el debate no está tanto en la población que llegará a la ciudad como en las condiciones en que vivirán estos ciudadanos'. El acuerdo entre el equipo de gobierno y los socialistas de Sant Cugat se plantea como un proyecto que tendrá continuidad, independientemente de quien gobierne en las próximas dos o tres legislaturas.

El Ayuntamiento también elaborará un proyecto de Red de Transporte Público para mejorar la movilidad.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_