Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La televisión francesa evoca un episodio olvidado del antifranquismo

En octubre de 1944, entre 7.500 y 10.000 guerrilleros españoles invadieron el valle de Arán con el propósito de propiciar un levantamiento popular que acabase con el franquismo o de provocar una crisis de suficiente envergadura como para forzar a los ejércitos aliados a intervenir y derribar a una dictadura puesta en pie con la ayuda inestimable de fascistas italianos y nazis alemanes. El cineasta Jorge Amat acaba de evocar ese episodio mal conocido de nuestro pasado reciente en una película que precisamente lleva por título el nombre del valle y que estrenará la cadena France 3.

"Valle de Arán es una producción estrictamente francesa, de France 3. Intenté encontrar coproductor español, en TVE, ARTE España o la catalana TV-3, y todos en un primer momento dijeron que sí, pero luego no hubo manera de concretar nada. Pasa el tiempo, cambian los responsables, los nuevos no quieren asumir lo acordado por sus predecesores, y hay que volver a empezar", cuenta el realizador.Jorge Amat, autor del documental Las paradojas de Luis Buñuel, es hijo de exiliados republicanos españoles. Su empeño es poner en pie proyectos audiovisuales que interesen a los dos lados de los Pirineos y que exploren el pasado de los militantes de izquierdas (su padre Federico Melchor, fue director de Mundo Obrero).

"En su día la prensa franquista no dijo nada de la invasión y sólo cuando el ejército dirigido por Moscardó la hubo rechazado salieron artículos tendenciosos que hablaban de bandas de delincuentes", los que habían liberado Foix, Toulouse o Limoges de los ocupantes nazis, cuenta Jorge Amat a propósito de estos olvidados guerrilleros.

"Eran unos 30.000, organizados de manera independiente, con un mando propio, español. El trato era muy simple: ayudaban a la Resistencia francesa a cambio de que cuando ésta llegase al poder, les ayudase a echar a Franco". La segunda parte del trato no pudo cumplirse.

En Valle de Arán se entrevista a supervivientes de la invasión, de uno y otro bando: "El falangista explica que él hizo las maletas cuando supo que los aliados acababan de desembarcar en Normandía en junio de 1944, pero pocas semanas después americanos e ingleses dejaron claro que no iban a hacer nada para derribar a Franco".

"Para los comunistas franceses", explica Amat, "era una manera más de recordarle a De Gaulle que ellos estaban ahí y que tenían muchos hombres armados; para los comunistas españoles, en concreto para Carrillo, el fiasco militar le permitió deshacerse de Monzón y aumentar muchísimo su peso dentro del partido. Para quienes cruzaron la frontera la aventura tuvo distintos finales. Unos pocos murieron, algunos centenares pasaron muchos años en las cárceles franquistas, y para una parte de los que regresaron supuso convertirse en gendarmes y que les encargaran vigilar la misma frontera que acababan de violar". Pero para la mayoría, añade el cineasta, "fue un último gesto de rebelión antes de incorporarse a la vida civil en Francia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de diciembre de 2000

Más información

  • France 3 estrena un documental del cineasta español Jorge Amat