Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las papeletas se subastan por Internet

En EE UU todo se puede vender, porque siempre habrá alguien dispuesto a comprarlo. Los internautas más avispados han visto rápidamente en el culebrón judicial de las elecciones estadounidenses una oportunidad para hacer negocio. Ebay, la página de subastas más popular de Internet, ofrece un día sí y otro también recuerdos auténticos y estrafalarios de los días que han salpicado de absurdo la venerable institución presidencial. Papeletas de Palm Beach, camisetas conmemorativas, llaveros con los retratos de George Bush y Al Gore e incluso "votos vudú" han encontrado miles de compradores. Hay desde lo seudohistórico hasta lo surrealista. En el apartado más tradicional, Governmental Business Systems, una empresa de Illinois que se dedica a fabricar material electoral ofrece por 40 dólares (casi 8.000 pesetas) "un pedazo de historia que se recordará durante mucho tiempo", el equipo completo para "profesores, amantes de la historia, aficionados y coleccionistas": una máquina perforadora, las instrucciones para utilizarla, una papeleta mariposa como las del condado de Palm Beach (las que indujeron al error a sus venerables jubilados) y un manual para votar por correo.

Trocitos de cartulina

La empresa propone para carteras más modestas (4,95 dólares) pero más imaginativas una bolsita llena de chads auténticos, los trocitos de cartulina que quedaron en el suelo después de que los ciudadanos estadounidenses perforaran sus papeletas el 7 de noviembre. "¿Puede adivinar las intenciones de voto por cada chad? ¿Han sido doblados, perforados, pegados? ¡Usted decide!". Esto hace suponer que alguien en el colegio electoral recogió aquellos trocitos la noche de las elecciones al ver que aquello podía convertirse en una oportunidad histórico-lucrativa. Algunos electores de Palm Beach, que no se desplazaron hasta las urnas aquel día, también han puesto a la venta sus papeletas mariposa. Sus precios de salida oscilan entre 150 y 200 dólares. Luego está el recuerdo por excelencia, la camiseta. Un tal Posterchick las ofrece por 16 dólares estéticamente adornadas con la lista de instrucciones electorales del polémico condado de Florida. Ya clásico, el llavero con los dos candidatos, para estar listo para la decisión final, se puede aquirir por 600 pesetas.

Pero las más extraordinarias son sin duda las "papeletas vudú". "Es lo último. Lleve a cabo su propio recuento, alcance sus decisiones más arbitrarias, todo el mundo gana. Se parecen a trocitos de papel, pero no se engañe, tienen poderes increíbles. Espárzalos por el suelo de un colegio electoral, tírelos a la televisión cada vez que un comentarista diga algo absurdo y ya verá los resultados", asegura el vendedor de Jacksonville.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de diciembre de 2000