Kutxa apuesta por el crecimiento y por doblar su cifra de negocio en dos años

El primer objetivo de la Kutxa es crecer. Como su mercado natural, Guipúzcoa, se le ha quedado pequeño, ha ampliado su campo de expansión al "resto del Estado español". Kutxa, de acuerdo con su presidente, Fernando Spagnolo, quiere que su cifra de negocio en 2003 sea de 3 billones de pesetas, prácticamente el doble de su cifra de negocios actual. Sus planes de expansión pasan por tener 58 sucursales fuera de Guipúzcoa. Actualmente, Kutxa tiene 138 oficinas en Guipúzcoa y 40 fuera de este territorio.

Más información

En 2000 la campaña de expansión se ha centrado esencialmente en Madrid, donde se han abierto 17 oficinas. El año que viene, sin embargo, el objetivo está en Barcelona, donde se abrirán 9 secursales, y en ciudades tan diferentes como Salamanca, Valladolid, Toledo, León Zaragoza, Palencia o Ciudad Real. La política de expansión llevará también a buscar nuevos clientes y a potenciar el uso de Internet como una nueva vía de expansión. En esta línea se enmarca la creación de una fundación a la que se va a dotar con 5.000 millones de pesetas para crear un portal de Internet, subvencionar la compra de ordenadores, apoyar a emprendedores y meter a Guipúzcoa en las nuevas tecnologías. Por otro lado, Spagnolo anunció que Kutxa va a entrar en el proyecto de la planta de IGCC de Petronor, central de ciclo combinado que reutilizará los residuos de la refinería en la producción de energía eléctrica. Kutxa está dispuesta a tomar más de un 5% del capital. Dicho proyecto, que por el momento está participado a partes iguales por Petronor-Repsol e Iberdrola, supondrá una inversión superior a los 160.000 millones de pesetas. La entrada en el proyecto IGCC se inscribe dentro de la estrategia de la Kutxa de tomar posiciones principalmente en los sectores de energía y telecomunicaciones.

En estos momentos la cartera de participaciones industriales de la Kutxa tiene un valor contable de 100.340 millones, con un crecimiento del 58,7%, aunque su valor a precios de mercado es muy superior. Estas participaciones se reparten entre un total de 37 sociedades en donde predominan los sectores de energía con 52.965 millones (el 53% del total), telecomunicaciones 11.393 millones (11%), construcción 4.920 millones (5%) y en otras empresas vascas 31.062 millones (31%). En la actualidad Kutxa controla 1,90% del capital de Repsol, lo que supone 52.965 millones. Esta participación se canaliza en 41.000 millones a través de la sociedad Repinvest, a los que hay que añadir 11.000 millones adquiridos directamente por la entidad durante el año en curso.

En telecomunicaciones las participaciones principales de Kutxa son Euskaltel, Retevisión, consorcio AUNA y Airtel. Kutxa espera obtener importantes plusvalías por su paquete de acciones en esta sociedad. Aunque su participación en Airtel tiene un valor contable de casi 4.000 millones, el acuerdo de canje de acciones con Vodafone hace que a precios de mercado sus acciones ronden los 160.000 millones.

Kutxa espera incrementar este año su beneficios bruto en un 10%, hasta alcanzar los 27.000 millones de pesetas. El beneficio consolidado, contando con sus empresas participadas, superará los 30.000 millones de pesetas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción