Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El centro lúdico de Heron City tendrá un doble sistema de seguridad para evitar incidentes

El esqueleto de lo que será el complejo lúdico de Heron City en el distrito de Nou Barris, cuya apertura está prevista para el otoño de 2001, se divisa ya con claridad desde la avenida Meridiana. Los responsables de la multinacional británica aseguran que la oferta de ocio nocturno no supondrá problemas porque ya han dispuesto un doble control de seguridad: el del personal del centro y el propio de los locales, además de cámaras. Ése es uno de los aspectos que más preocupa a la coordinadora de vecinos, además del impacto que supondrá en la movilidad.

La oferta de Heron es mayoritariamente lúdica. Tendrá una superficie global de 34.000 metros cuadrados que albergarán 16 salas de cine, un gran gimnasio, un hotel de 145 habitaciones, una bolera de 22 pistas, un nivel dedicado a la restauración, un área comercial de unos 1.500 metros cuadrados y una zona infantil. La oferta nocturna la conforman una discoteca, una sala de fiestas -que cerrará a las seis de la madrugada- y cuatro bares musicales que cerrarán sus puertas a las tres. Un portavoz de la promotora -la multinacional Heron conjuntamente con la inmobiliaria Layetana- explicó ayer que el flujo de visitantes esperado se sitúa en torno a ocho millones de habitantes. El área de locales nocturnos ocupará el segundo nivel de uno de los tres edificios que formarán el complejo. "El acceso a la zona estará muy controlado por parte del personal del propio centro y por el servicio de seguridad de los operadores de los locales. Además, también se dispondrá de un sistema de cámaras", puntualizó ayer el portavoz de la promotora.

La posibilidad de que esa zona de Nou Barris -que abarca de lleno el barrio de Porta- se convierta en un polvorín como consecuencia del centro lúdico es apuntada por la Coordinadora de Vecinos de Nou Barris y también desde la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona. "No estamos de acuerdo con el tipo de oferta lúdica del centro y tememos que puedan producirse altercados y también actitudes que rocen el racismo en el control de acceso a los locales, como ya ha ocurrido en Maremàgnum. Por si eso fuera poco, está claro el impacto negativo que tendrá para la movilidad del barrio la afluencia de miles de personas en vehículo privado", afirmaba Albert Recio, de la coordinadora de vecinos. En parecidos términos se expresó Andreu Naya, de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona.

La promotora, sin embargo, insiste en que las 1.500 plazas de aparcamiento junto con la modificación de los accesos introducida en el proyecto inicial serán suficientes para evitar problemás de retenciones de vehículos particulares, que será el principal medio de acceso al complejo. Las tres vías de acceso al complejo lúdico son la Ronda del Mig, el desvío de Meridiana de la calle del Pintor Alzamora y la calle de Andreu Nin.

Mientras las máquinas y las grúas se alzan justo detrás del cementerio de Sant Andreu, el solar contíguo -que formaba parte de los terrenos de Renfe Meridiana- sigue siendo un aparcamiento a la espera de que se aclare cuál será su futuro ya que la apuesta del Ayuntamiento de convertirlo en un centro comercial tiene opositores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de noviembre de 2000

Más información

  • Entidades vecinales denuncian el impacto de movilidad que supondrá para Nou Barris