Egipto declara la guerra diplomática a Israel al llamar a consultas a su embajador

Egipto decidió ayer "llamar a consultas" por tiempo indefinido a su embajador en Israel. La decisión fue adoptada por el presidente Hosni Mubarak para protestar por el ataque del Ejército israelí contra los palestinos de la noche anterior: el bombardeo de objetivos militares y civiles en la franja de Gaza. El Cairo se hacía así eco de las recientes "invitaciones" de la Liga Árabe y la Conferencia de la Organización Islámica a los países árabes para que revisen sus relaciones con Israel, pero al mismo tiempo la medida abre la vía de una posible declaración de guerra diplomática de la comunidad internacional.

El primer ministro israelí, Ehud Barak, lamentó ayer la medida ya que, según admitió, "Egipto juega un importante papel en el proceso de paz". El embajador de Egipto en Israel, Mohamed Baisuni, llegará hoy a El Cairo, pero la legación diplomática egipcia en Tel Aviv continuará abierta, con un encargado de negocios al frente. Esta medida, que supone la sanción más baja que se puede aplicar a un país en el ámbito de las relaciones diplomáticas, no será replicada por Israel, que ha decidido mantener a su embajador en Egipto.

La decisión de Egipto es una represalia "por la agresión israelí contra el pueblo palestino y la utilización excesiva de la fuerza", según aseguró el Ministro de Exteriores egipcio, Amr Mussa, en unas declaraciones a la agencia de prensa oficial egipcia. El jefe de la diplomacia añadió que era "un mensaje muy importante y claro" y que esperaba que los israelíes lo supieran comprender.

"Israel debe cambiar su política. La escalada militar es inaceptable y estos comportamientos deben cesar", añadió Mussa, dejando patente que la decisión se había tomado horas después del ataque aéreo y naval contra objetivos civiles y militares en la franja de Gaza, que se saldó con un muerto y más de 150 heridos.

El jefe de la diplomacia egipcia no hizo, sin embargo, ninguna referencia a la presión de la población de su propio país, que en los últimos días ha estado pidiendo la ruptura de relaciones con Israel y que obligaron al Ayuntamiento de El Cairo a rebautizar el nombre de la calle en que se encuentra la Embajada israelí con el nombre de Mohamed Durra, en recuerdo del niño palestino de 12 años asesinado por el Ejército en Gaza.

Hasta ahora, El Cairo sólo había actuado con una rigidez similar contra Israel en 1982, cuando llamó a consultas a su embajador en protesta por la invasión de Líbano. La medida tiene además una carga simbólica, Egipto fue el primer país que firmó un tratado de paz con Israel en 1979, desafiando a los países árabes y sentando un precedente, que fue seguido más tarde por Jordania y Mauritania. Otros países árabes, como Omán, Túnez, Marruecos y Qatar intercambiaron oficinas de relaciones de "intereses mutuos", que fueron clausuradas al iniciarse la Intifada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0021, 21 de noviembre de 2000.

Lo más visto en...

Top 50