Gómez-Angulo anuncia una subida del 50% en el dinero destinado al programa ADO

El secretario de Estado para el Deporte, Juan Antonio Gómez-Angulo, expuso ayer en el Congreso su política para los próximos años. La preparación de los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, para los que anunció un aumento del 50% en el dinero destinado al programa ADO de ayuda a los deportistas de élite (con lo que totalizará entre 2.500 y 3.000 millones de pesetas), una comisión independiente que asigne sus becas, el dopaje y la formación en las escuelas fueron los ejes de su intervención. También avanzó la intención del Gobierno de cambiar la Ley del Deporte.

Juan Antonio Gómez Angulo reconoció que los pobres resultados obtenidos por los deportistas españoles en los últimos Juegos Olímpicos generaron un "debate público" que dejó clara la necesidad de "introducir mejoras" para la edición de 2004. El responsable de la política deportiva del Gobierno dijo que esas mejoras tendrán tres claves: más dinero, más independencia y más implicación de las empresas que participan en el programa ADO por la vía de que intervengan en las decisiones que se tomen. El dinero, según dijo después de su comparecencia en la Comisión de Educación, Cultura y Deportes, superará en "más del 50% su cuantía actual", con lo que se totalizarán entre 2.500 y 3.000 millones de pesetas.La independencia de criterios para entrar en el programa se fomentará con la creación de una "comisión técnico-deportiva independiente", dijo, que debería empezar a funcionar en enero. Esa comisión, junto con los técnicos del ADO, decidirá "el número de deportistas becados" y "se hará de forma muy exigente para que sólo estén los mejores". Además, desde principios de año, se pondrá en marcha un "plan anual de seguimiento" de esos atletas vigilado por el Consejo Superior de Deportes.

El dinero destinado a las becas de los atletas tendrá un reparto algo diferente del actual. Gómez-Angulo anunció que las que recibirán los que compitan en deportes individuales serán iguales, según sea su nivel e independientemente del deporte que practiquen. Las becas para los integrantes de los equipos dependerán, además de su nivel, del número de días que se entrenen en la selección nacional. En este sentido, destacó que se impulsará la imagen de la marca "equipo nacional". Otra variante será el aumento económico a los deportes de invierno, cuya Federación, según se especulaba hace tiempo, se desdoblará en dos modalidades: nieve y hielo.

El dopaje y el fomento del deporte de base fueron los otros dos aspectos por los que más se interesaron los diputados en la comparecencia del secretario de Estado. Sobre el primero, Gómez-Angulo dijo que el Gobierno no es partidario de legislar de forma independiente, sino que defiende una regulación internacional; al menos, de nivel europeo. Argumentó que "una regulación internacional dirigida exclusivamente al ámbito deportivo" reduce el riesgo de "judicializar las competiciones deportivas". Como ejemplo a no seguir puso la nueva legislación contra el dopaje aprobada por el Parlamento italiano: "Si un tribunal sanciona a un deportista, habría una sanción en la jurisdicción ordinaria y se podría recurrir; es decir, se judicializa el proceso. Nosotros queremos evitar eso".

Respecto al deporte de base, Gómez-Angulo apuntó que "en algunas comunidades autónomas" la puesta en marcha de la LOGSE, al trasladar a los escolares a los institutos de enseñanzas medias, ha limitado sus posibilidades para la práctica deportiva.

Gómez-Angulo anunció que en la primera mitad de esta legislatura enviará a las Cortes un proyecto para cambiar la Ley del Deporte, que data de 1990. Antes aprobará cinco reales decretos y cinco órdenes ministeriales para subsanar problemas en ese ámbito.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0021, 21 de noviembre de 2000.

Lo más visto en...

Top 50