Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gian Carlo del Monaco presenta en Bilbao 'La Cenerentola'

Sólo unos cuantos detalles diferencian el argumento de la ópera La Cenerentola del famoso cuento La Cenicienta. En este caso no existe un hada madrina. Son un filósofo y consejero del príncipe, disfrazado de mendigo, y un camarero disfrazado con ropajes principescos los que logran cambiar radicalmente el destino de la desdichada Angelina, maltratada por su padrastro y por las hijas de éste.Uno de los más prestigiosos directores de escena del mundo, Gian Carlo del Monaco, es el encargado del montaje que se podrá ver en el auditorio del Palacio Euskalduna los próximos sábado, lunes y miércoles dentro de la temporada de la Asociación Bilbaína de Amigos de la Ópera (ABAO).

Del Monaco, hijo de un conocido tenor que actuó en diversas ocasiones en Bilbao invitado por la ABAO, subrayó que esta ópera es, al tiempo, "muy fácil y muy difícil". Fácil porque el argumento es conocido por el público. La dificultad es fruto de la "infernal" música, en palabras de Del Monaco, escrita por Rossini. El frenético ritmo de los compases hace muy compleja tanto la dirección de la orquesta, en este caso la Sinfónica de Bilbao, como su puesta en escena. La Cenerentola supone el debú de Del Monaco en Bilbao.

El director de escena explicó que, aunque él también tiene voz suficiente por haber hecho una carrera de canto, prefiere el trabajo tras el telón. "Me gusta más manipular, en el buen sentido de la palabra, a los cantantes como factor humano y artístico", dijo.

El director de orquesta, Paolo Arrivabeni, también subrayó que esta obra es "particularmente interesante por su complejidad musical y escénica".

El reparto se reduce a siete personajes: Angelina, la Cenerentola (la mezzosoprano Petia Petrova), el verdadero príncipe Ramiro (el tenor Bruce Fowler), el camarero Dandini que se hace pasar por el príncipe (el barítono Alessandro Corbelli), el padrastro Don Magnífico (el bajo Carlos Chausson), las hermanas Clorinda (soprano Olatz Saitua) y Tisbe (mezzosoprano Ana María Hasler), y el consejero del príncipe Alidoro (el bajo Lorenzo Regazzo).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de noviembre de 2000

Más información

  • El director de escena opina que la "infernal" música de Rossini complica el montaje