El Gobierno español estudia personarse en la demanda de la UE contra las tabacaleras

La demanda de la Unión Europea (UE) a dos tabacaleras estadounidenses por presunto contrabando ha llevado al Gobierno español a plantearse participar en el proceso. El Ejecutivo estudia personarse en la denuncia que Bruselas ha interpuesto ante la justicia estadounidense contra Reynolds y Philip Morris por implicación en contrabando de tabaco en el área comunitaria. Los estanqueros españoles pidieron ayer al Gobierno que adopte esa medida. El Ministerio de Hacienda apoya la iniciativa europea, aunque descarta tomar ninguna decisión de manera inmediata.

El Gobierno español estudia sumarse a la denuncia de la Unión Europea contra las tabacaleras estadounidenses. El Ministerio de Hacienda, encargado de este cometido por tratarse de una evasión fiscal, mantiene conversaciones con Italia y con la Comisión Europea para emprender acciones concretas, según fuentes de ese departamento. Sin embargo, Hacienda no tomará ninguna medida "de manera inmediata", aunque entiende que la denuncia de la Unión Europea ha sido "positiva".Que el Ejecutivo se persone en la batalla contra las tabacaleras es precisamente lo que pidieron ayer los estanqueros de España. El presidente de la Unión de Asociaciones de Estanqueros, Manuel Fernández Vicario, indicó que la actuación del Gobierno es necesaria "para continuar así su política de persecución contra el contrabando". Fernández Vicario destacó los riesgos del tabaco de contrabando: "Es mucho más perjudicial que el normal porque no tiene ningún tipo de controles sanitarios". La Oficina de Lucha Contra el Fraude de la UE cifra en un 10% el porcentaje aproximado de tabaco rubio que se vende en Europa a través del contrabando.

El representante de los estanqueros aprobó la gestión del Ejecutivo en la lucha contra el tabaco ilegal y aseguró que, desde gobierna el Partido Popular, el índice de comercialización ilegal ha disminuido desde el 16% al 4% de todo el producto que entra en el país.

Una tasa "aceptable"

El Gobierno quiso ayer rebatir las informaciones que colocaban a España como la principal puerta de entrada europea al tabaco de contrabando. La Agencia Tributaria aseguró que sólo un 4% del tabaco consumido procede de actividades ilegales, frente al 16% que se registraba hace cinco años. La Agencia atribuye este descenso a cambios realizados en su estructura. "Aunque todavía se sigue luchando para conseguir la cifra óptima de cero, el 4% del total consumido es una tasa bastante aceptable", señalaron fuentes de este organismo. La última tendencia detectada indica que el contrabando interceptado en España tiene como destino el norte de Europa.El Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria se ha incautado de más de 10,5 millones de cajetillas de tabaco ilegal en lo que va de año, una cantidad similar a la aprehendida durante 1999. Estas cifras permiten vaticinar que a final de año se superarán "con creces" las cantidades requisadas en 1999.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS