Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad gastará 772 millones en plantar árboles y limpiar las carreteras

Inversión en mantenimiento

La Consejería de Obras Públicas de la Comunidad tiene previsto destinar 772 millones de pesetas para conservar, mantener y mejorar los márgenes de las carreteras de la región. Las obras afectarán a casi 1.200 kilómetros de vías, y el objetivo, según fuentes del Gobierno regional, es que todas las carreteras de la región tengan el aspecto y la vegetación "de la carretera de A Coruña".Las intenciones de los responsables de la Consejería de Obras Públicas pasan por mejorar las cunetas, las isletas, los taludes y "cualquier zona de dominio público de las carreteras". Para eso se plantarán árboles y arbustos, se desbrozará la vegetación existente y se limpiarán, podarán y regenerarán los ejemplares que ya adornan los márgenes de las vías regionales.

Para llenar de árboles los márgenes de las carreteras de la región, los técnicos de Obras Públicas tienen previsto recurrir a los olivos, encinas, almendros y pinos procedentes de expropiaciones o de operaciones urbanísticas. En algunas de estas últimas, como ocurre con la ampliación del metro, la Comunidad apea árboles que entorpecen la labor de las excavadoras.

Los 772 millones de pesetas se gastarán en cuatro años, según adelantó el vicepresidente y consejero de Obras Públicas, Luis Eduardo Cortés, del PP. El año que viene se desembolsarán casi 221 millones; en 2002 y 2003, la suma, cada año, será de 257 millones, y en 2004, la cifra alcanzará los 36 millones. Cortés precisó que las obras, sin embargo, estarán terminadas en tres años a lo sumo.

Cortés añadió que la inversión que la Comunidad destina al mantenimiento general de las carreteras "supone un esfuerzo muy fuerte". "Ya a lo largo del año 1999, la inversión global en mantenimiento y conservación de las carreteras estaba muy por encima de la media nacional, que fue de 600.000 pesetas por kilómetro. El Gobierno regional destinó a eso, el año pasado, alrededor de 800.000 pesetas por kilómetro. Y en el presupuesto de 2000 hemos elevado esta cantidad hasta los 2.300.000 pesetas por kilómetro", añadió el vicepresidente. El responsable de Obras Públicas de la región destacó que todas estas inversiones "van a garantizar que la red de carreteras de la Comunidad siga produciendo un nivel muy alto de satisfacción en la población, tal y como se ha reflejado en sondeos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de noviembre de 2000