Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA OFENSIVA TERRORISTA

El agente asesinado hacía de escolta para costear las carreras universitarias de sus hijos

El dolor volvió a caer sobre Granada a las tres semanas de que el comando Andalucía de ETA asesinara a Luis Portero, fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. Esta vez le tocó el turno a un policía, Jesús Escudero García, de 53 años, que ejercía temporalmente de escolta para ganar un dinero extra con el que costear las carreras universitarias de sus hijos. El Sindicato Unificado de Policía (SUP), al que pertenecía Escudero, criticó ayer la falta de medidas de seguridad.

"Llevaba 31 años en el cuerpo y hacía temporalmente comisiones de servicio porque sólo con su sueldo de policía no podía costear las carreras de sus hijos", dijo ayer el secretario provincial del SUP en Granada, Pedro Cuadra, que definió a Jesús Escudero como "un gran amigo y un gran compañero". El SUP, junto a los restantes sindicatos policiales y CC OO y UGT, ha convocado para las 20.30 horas de hoy una manifestación en la plaza granadina de la Caleta.La noticia de la muerte de Escudero, policía judicial adscrito al grupo de Informes, cayó como un mazazo en el barrio granadino de Cartuja, una de las zonas más humildes de la ciudad. Su familia quedó destrozada cuando tuvo la certeza de que era el escolta asesinado por ETA en Madrid. El Ayuntamiento puso a disposición de su esposa y de los tres hijos que viven en Granada, de entre 23 y 27 años, un equipo de psicólogos para prestarles ayuda. Apenas podían sostenerse en pie.

El momento más amargo de la jornada se produjo cerca de las dos de la tarde, cuando la hija menor del agente asesinado, Ana Eva, estudiante de Medicina, regresó a su casa en un taxi sin saber lo que había sucedido. Cuando unos allegados le informaron en plena calle se hundió por completo y tuvo que ser llevada en volandas hasta su domicilio. El alcalde en funciones de Granada, el socialista Antonio Cruz, dijo de ella y los suyos que estaban "sumidos en el dolor, pero enteros. Aún no han asumido el golpe".

Escudero había aceptado la comisión de servicio como escolta en Madrid para estar cerca de su hijo mayor, Jesús, de 27 años, y de paso ayudarle a buscar piso, ya que su trabajo como ingeniero electrónico no le deja tiempo para ello. Además, consideraba que Madrid era en estos momentos una ciudad más segura que Granada tras la oleada de atentados de ETA en Andalucía.

Se fue a Madrid para estar 45 días el 9 de octubre, el mismo día que mataron a Portero. Hombre afable y extravertido, estaba a punto de conseguir la jubilación.

"Ni blindaje ni inhibidores"

Estaba previsto que los restos mortales de Jesús Escudero llegasen anoche a la Subdelegación del Gobierno tras viajar desde Madrid en un avión militar con el director general de la Policía Juan Cotino. El agente será enterrado tras un funeral en la catedral. Sus compañeros expresaron ayer su indignación por la falta de las más elementales medidas de seguridad para desarrollar su trabajo. "El coche ni estaba blindado ni siquiera tenía un inhibidor para detectar explosivos", dijo el responsable granadino de la central; "es algo lamentable"."¿Cómo es posible que, a estas alturas, estemos así, con esta falta de medios?", se quejó Pedro Cuadra, quien informó de que sólo en Granada harían falta 400 agentes más para tener una cobertura mínima. "Faltan medios, nos duele la boca de decirlo, y eso al Ministerio del Interior por una oreja le entra y por la otra le sale". Cuadra refirió que la Junta de Andalucía está recurriendo a vigilantes privados para que ejerzan de escoltas mientras siguen sin convocarse nuevas plazas para el Cuerpo Nacional de Policía.

El SUP ha convocado una manifestación para las 20.30 horas de hoy. El Ayuntamiento de Granada anunció que se suma a la convocatoria y ha declarado tres días de luto. La corporación de Colomera, el pueblo del que era natural Escudero, celebró ayer un pleno extraordinario para condenar el crimen. El funeral por Jesús Escudero se celebrará a las 17 horas de hoy en la Catedral de Granda y será enterrado en el cementerio municipal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de octubre de 2000

Más información

  • El Sindicato Unificado de Policía, al que pertenecía Escudero, critica la falta de seguridad