Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Inaugurada la presa de Casasola, declarada urgente hace 11 años

El ministro de Medio Ambiente, Jaume Matas, inauguró ayer la presa de Casasola, que regulará el río Campanillas, en Málaga, e impedirá así que el río Guadalhorce reciba aportaciones extraordinarias de este caudal en caso de avenidas. La presa, que tiene una capacidad de almacenaje de 25 hectómetros cúbicos, fue una de los proyectos declarados de urgencia por el Gobierno tras las catastróficas inundaciones que padeció Málaga en el otoño de 1989, aunque no ha podido ser inaugurada hasta 11 años después, en medio de los cuales el río ha causado en alguna ocasión importantes derperfectos en la barriada de Campanillas. Las obras, que comenzaron hace seis años, han costado 3.900 millones de pesetas.Durante su estancia en Málaga, Matas encendió la mecha para una nueva polémica con la Junta de Andalucía, de la que dijo es la administración a la que compete realizar el plan de saneamiento de la Costa del Sol, desviando así las críticas vertidas por partidos políticos, empresarios y distintas asociaciones al Gobierno por los retrasos en este proyecto. Con todo, Matas aseguró que dos terceras partes de las obras pendientes se realizarán en la presente legislatura, para lo que el Gobierno central aportará unos 28.000 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de octubre de 2000