Fallece la mujer de Leganés quemada viva por su compañero hace dos meses

La espiral de muertes por violencia doméstica no cesa. Ayer falleció Josefa Rodríguez Díaz, de 51 años, que fue rociada con gasolina y quemada viva por su compañero sentimental, el pasado 25 de agosto, en el barrio de La Fortuna de Leganés. La mujer tenía el 50% de su cuerpo abrasado y permanecía en el hospital de Getafe en estado crítico desde el primer día de la agresión. Con este óbito son ya 17 las mujeres muertas a manos de sus maridos o compañeros sentimentales en lo que va de año en la región, frente a las cinco registradas en el mismo periodo durante el año pasado.

El supuesto homicida, José Manuel Rodríguez, desempleado de 44 años, permanece encarcelado en la prisión de Soto del Real, según fuentes policiales.

La agresión ocurrió en la madrugada del jueves en el domicilio de la pareja, en la calle de San Juan Bosco. Tras una discusión, José Manuel Rodríguez, El Indio, salió a comprar gasolina a una estación de servicio cercana. De vuelta a casa se reanudó la riña y el hombre roció a Josefa con el combustible. La víctima intentó escapar, pero su compañero la alcanzó en el portal y le prendió fuego. Envuelta en llamas, la mujer salió a la calle, donde se derrumbó envuelta en llamas. Su compañero sufrió quemaduras en el 22% de su cuerpo, aunque el pasado septiembre recibió el alta.

Josefa Rodríguez, natural de Madrid, no tenía hijos. Iba a cumplir 52 años el próximo mes. Anoche, en el tanatorio Sur sólo la acompañaban sus dos sobrinas y algunas amigas. "De su compañero, ni sabemos nada ni queremos saber", dijo un familiar. Josefa será enterrada hoy en el cementerio de Carabanchel.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS