_
_
_
_

Intercitrus destinará 1.900 millones a su tercera campaña de promoción de cítricos

El sector citrícola español es consciente de que para ampliar cuota de mercado es preciso invertir en la promoción del producto. Por eso este año ha destinado 1.900 millones de pesetas a la campaña de promoción de naranjas y clementinas, 400 millones más que en 1999. El presidente de la Interprofesional Citrícola Española (Intercitrus), Octavio Ramón, presentó ayer la primera parte de la campaña publicitaria de este año. La segunda parte se presentará en Bruselas el próximo 20 de noviembre. El crecimiento de los fondos para la promoción responde a la preocupación de Intercitrus ante los cambios de consumo, principalmente entre los jóvenes, que se decantan cada vez más por los postres preparados. La campaña también irá especialmente dirigida a las madres y amas de casa. A pesar del incremento, Ramón admitió que la inversión aún es muy inferior a la de "los rivales del mercado y es infinitesimal al peso del producto que representan y a la producción que lo sustenta". La campaña destinará 900 millones de pesetas a la promoción en ocho países de la Unión Europea, 700 millones en otros seis países del centro y este de Europa, 140 millones para Estados Unidos y 85 para España. La división de la campaña en dos partes responde a las exigencias de la Unión Europea, que este año aporta 460 millones de pesetas, 200 más que en 1999. El Instituto de Comercio Exterior (Icex) y la Consejería de Agricultura participan con 700 millones, 120 el Ministerio de Agricultura, 15 millones la Junta de Andalucía y 4 la Generalitat de Cataluña. Los 600 millones restantes proceden del sector. Este dinero se recauda a través de una cuota de 0,10 pesetas de cada kilo de naranjas que vende el productor y otro tanto por el que compra el operador comercial. Este año se añade una aportación de 1 peseta por cada kilo que se exporte a Estados Unidos. En este sentido, desde la Asociación Valenciana de Agricultura (AVA) se subrayó ayer que la Interprofesional Citrícola aún no les ha aclarado si el agricultor y el operador aportaron el mismo dinero en la promoción de 1999. Así mismo, AVA recordó que los presupuestos de Intercitrus para la campaña 2000-20001 también están pendientes de aprobación, desde que los productores se negaran a dar su visto bueno en la asamblea general de julio.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_