_
_
_
_

González Cordón construirá un frente marítimo en la Villa Mediterránea camuflado con el paisaje

El arquitecto sevillano Antonio González Cordón construirá el Paseo Marítimo, la franja costera y la Plaza del Mar de la Villa Mediterránea de Almería, en donde se celebrarán los 15º Juegos Mediterráneos en el año 2005, tras ganar el concurso promovido por la Empresa Pública del Suelo de Andalucía (EPSA). González Cordón explicó que su apuesta se atiene a un concepto "paisajístico". Además, el arquitecto sevillano alzará el Edificio Polivalente,de unos 10.000 metros cuadrados, que integra un polideportivo, un restaurante y un centro religioso.

Abstracción y opacidad

La Plaza del Mar y el Frente Marítimo, los dos espacios urbanos en los que desembocará la Villa Mediterránea, ubicada en el paraje de El Toyo, ocuparán en total una superficie cercana a las 22 hectáreas. El arquitecto Antonio González Cordón ha ganado el concurso de ideas con una apuesta que potencia el contexto natural y en la que la que el hormigón actúa de comparsa con el medio para ensalzar los valores del paisaje. De este modo, el Paseo Marítimo contará con pavimento de madera mineralizada y bosques de palmera que estarán en posición vertical para mitigar los fuertes vientos de poniente tan frecuentes en la provincia."Es un Paseo Marítimo desde el que no se verá el mar a primera línea, ya que respeta los 100 metros de distancia exigidos por ley. No se ve la orilla y uno queda en alto y ve el agua al fondo. Habrá líneas de madera de bajada a la playa y también he aprovechado las ensenadas de la rambla para hacer pequeñas playas artificiales", explica González Cordón, que ha construido otros espacios públicos de importancia como la Comandancia, Talleres y Locales Comerciales en el Puerto Deportivo de Mazagón (Huelva), el nuevo estadio de fútbol del Real Betis Balompié (Sevilla) o la nueva sede de la Consejería de Agricultura y Pesca (Sevilla).

En esa presencia permanente del paisaje, la rambla que discurre por el El Toyo tendrá un papel protagonista. González Cordón, lejos de mitigar o esconder la presencia de su desembocadura, la enaltece al convertirla en eje principal de actuación para construir la Plaza del Mar, que resuelve en un estanque final que tendrá un fin decorativo y no de uso lúdico.

"Sería un estanque de agua depurada que serviría para agua de riego del campo de golf y zonas verdes. Alrededor estarían los bares y discotecas, para los que hemos pensado hacer un rebaje con muros de hormigón y colocar una gran carpa, camuflando estas zonas", asegura el arquitecto.

Ese camuflaje que brinda a las instalaciones se apunta como el particular homenaje de González Cordón al desierto almeriense, a la estructura tradicional de la jaima y al cultivo intensivo bajo plástico de invernadero de la provincia. "Los invernaderos empiezan a ser ya un elemento familiar del paisaje y sus arañazos en la tierra, vistos desde lejos, deben asumirse dentro del paisaje urbano", apunta el arquitecto.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

González Cordón, que además es catedrático de Proyectos Arquitectónicos de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura en Sevilla, también ha ganado el concurso de ideas sobre el Edificio Polivalente. Esta edificación jugará en su espacio con el nivel de abstracción y paños opacos. "Hay muy poco acristalamiento, quizá por eso es poético, porque no es un edificio exterior sino que invita a la idea de recinto, de recogimiento o de claustro", matiza.

La construcción aglutina en un espacio de unos 10.000 metros cuadrados un polideportivo, un centro religioso y un restaurante tipo comedor al aire libre. Todo agrupado en un mismo conjunto que aprovecha la depresión topográfica para embutirse en el suelo y subrayar las curvas del terreno sobre el que se eleva.

El edificio, que durante los Juegos servirá de centro de recepción y de acreditaciones y acogerá la celebración de actos protocolarios y actividades lúdico-culturales, tiene garantizada su utilidad tras la celebración de las competiciones deportivas de 2005.

Ambos proyectos se construirán entre el año 2001 y 2004, al igual que la Zona Residencial de la Villa, con capacidad para 5.000 personas, cuyo concurso de ideas ha sido ganado por el también sevillano Guillermo Vázquez Consuegra.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_