Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LITIGIO EN EL BALONCESTO ESPAÑOL

La sentencia de la polémica

La sentencia Mills se ha convertido en un precedente conflictivo a la hora de su interpretación en el mundo del baloncesto. El Juzgado de lo Social número 12 de Barcelona reconoció a Sherron Mills -jugador del TAU nacido en EE UU pero con pasaporte turco- la posibilidad de ser contratado en España con las mismas consideraciones que cualquier otro ciudadano comunitario por el hecho de que la Unión Europea (UE) suscribió en su día un acuerdo de asociación con Turquía, país que no pertenece a la UE.Según los clubes de la ACB, que en un primer momento recurrieron la sentencia, ésta supone que Mills es un ciudadano comunitario y, como tal, no se le debe incluir en el cupo de dos extranjeros a que están sometidos los equipos españoles de baloncesto por el convenio que rubricaron con la Asociación de Baloncestistas Profesionales (ABP).

La federación y la asociación de jugadores discrepan a la hora de interpretar la sentencia. Consideran que ser contratado con las mismas consideraciones que cualquier otro ciudadano comunitario no presupone ya esa condición. Para ambas entidades, comunitario es sólo aquel ciudadano que haya nacido en un país de la Unión Europea, caso que no se da en Mills, como tampoco en los otros siete jugadores implicados en esta polémica. Por lo que consideran que estos jugadores, por su nacionalidad, no son comunitarios sino extranjeros. Y si se admiten que disputen la Liga como foráneos, los clubes vulnerarían el convenio firmado en su día por el que sólo se permite a dos extranjeros figurar en cada equipo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de octubre de 2000