Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas obliga a America Online a romper con Bertelsmann para fusionarse con Time Warner

La megafusión entre America Online, el mayor portal mundial de acceso a la Red, y Time Warner, líder en contenidos, está salvada. La Comisión Europea decidió ayer en Bruselas dar su aprobado "condicional" a la mayor alianza investigada por la autoridad de la Competencia de la Unión Europea (valorada en más de 44 billones de pesetas) después de que AOL se comprometiera a "romper todos los vínculos estructurales" que le unen con el grupo alemán Bertelsmann. El punto clave de la operación fue la renuncia de Warner a fusionarse con la discográfica británica EMI.

MÁS INFORMACIÓN

Las preocupaciones de Bruselas se han disipado con esta concesión que impedirá a America Online acceder a la principal fuente europea de derechos de autor. "De esta forma se elimina el riesgo de posición dominante en el mercado emergente de venta en línea de música y de entretenimiento en Internet", declaró el comisario europeo de la Competencia, Mario Monti. "Esto era lo que nos preocupaba verdaderamente", añadió.En Europa, America Online opera principalmente a través de dos empresas comunes: AOL Europe, controlada al 50% con Bertelsmann, y AOL Compuserve France, en la que participan también Bertelsmann, Vivendi, Cegetel y Canal Plus. Precisamente mañana, la Comisión adoptará una decisión sobre el caso Seagram-Vivendi. El comunicado de la Comisión Europea, por otra parte, no alude al 0,65% que Bertelsmann posee en America Online.

Masa crítica

La fusión creará el primer canal de acceso a contenidos en Internet. Time Warner suministrará música, noticias, películas y una amplia gama de productos audiovisuales utilizando la red de America Online. Pero al romper cualquier vínculo con Bertelsmann, la nueva entidad AOL-Time Warner ya no tendrá la masa crítica necesaria para dominar el mercado de descarga de música a través de Internet, según la Comisión.La compañía norteamericana ya se comprometió al inicio de la investigación a responder a las preocupaciones de Bruselas haciendo concesiones sobre sus lazos de unión con Bertelsmann, pero entonces las garantías no fueron suficientes para poner fin a las dudas del comisario Monti.

El punto clave del aprobado de ayer de Bruselas a la fusión AOL-Time Warner fue la retirada inesperada de la notificación de la alianza de Warner con la discográfica británica EMI. "Esta fusión era un claro obstáculo", afirmó Monti. "Si Warner, EMI y Bertelsmann se hubieran unido a través de America Online, se habría formado un grupo de tal envergadura dentro del catálogo musical en Internet, que supondría un claro abuso del dominio del mercado", explicó.

El mercado de la música está caracterizado por un nivel elevado de integración. "Esta decisión de renunciar a la alianza ha influido en la evaluación final", dijo el portavoz de Monti, "porque tres de las cinco grandes compañías en la industria musical ya no estarán juntas".

Temores infundados

Respecto a los problemas que planteaba la operación para el acceso a Internet a banda ancha, la Comisión Europea estima que los temores planteados por terceros "eran infundados", porque AOL y Time Warner no tienen una infraestructura de este tipo en Europa. También asegura que la entidad no dominará el mercado de acceso Internet a contenidos diferentes a los musicales."Tenemos el deber de prevenir la creación de posiciones dominantes en cualquier sector, sea de la vieja o de la nueva economía", concluyó Monti.

Una personalidad independiente velará para que AOL y Time Warner respeten los compromisos alcanzados con la Comisión Europea relativos a Bertelsmann hasta que la compañía no salga de AOL Europe y AOL Compuserve France.

La Comisión Europea tiene previsto mañana pronunciarse sobre el tercer gran proyecto de fusión que están investigando los servicios de Monti en el sector discográfico: la alianza entre Seagram y Vivendi.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de octubre de 2000

Más información

  • La Comisión Europea autoriza la creación del mayor grupo mundial de contenidos de Internet