Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un diputado del PP en el consejo

Fernando Fernández de Trocóniz, diputado del PP, era vocal del Consejo de Administración de Tragoz Distribución, SA, cuando se produjeron los hechos que se investigan como presunta estafa, según consta en las notificaciones del Registro Mercantil. Según aseguran los Trapero en un documento notarial, el diputado popular no participó en las decisiones del consejo ni cobró de la compañía. En las actas aparece su nombramiento, en mayo de 1995, y su firma de asistencia a una de las juntas. Fernández de Trocóniz señaló a EL PAÍS que fue nombrado consejero "sin saberlo y sin mi consentimiento". "Esa supuesta firma no es la mia, es una falsificación", añadió el diputado popular. "Los Trapero, que eran amigos mios, me propusieron ser consejero independiente. Les dí mi aceptación si entraba en la compañía un fondo inglés. La operación no salió y me enteré de que me habían nombrado a mis espaldas cuando me llegó una carta de una aseguradora de los acreedores reclamándo 2.000 millones".Según el Registro Mercantil,Fernández de Trocóniz y el resto del Consejo de Administración cesaron en sus cargos el 21 de febrero de 1996 y tras modificar los estatutos de la sociedad designaron administrador único de la misma a Prodirín SA. Ésta última, figura entre los querellados y según la acusación actuó como "testaferro" para vaciar la empresa. El diputado y ex alcalde de Salamanca, que ejerce como abogado, asegura que no se querelló contra los Trapero porque el delito de falsedad ya había prescrito y "no había nada que hacer".

En marzo de 1995, el Congreso de los Diputados aprobó un informe en el que se constataba que éste parlamentario había incurrido en incompatibilidad al hacer trabajos remunerados para 19 ayuntamientos de Salamanca y Zamora.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 8 de octubre de 2000