Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MEDIO AMBIENTE

Las empresas podrán comenzar a construir parques eólicos a partir de 2001 en 51 municipios

A principios de 2001 las empresas privadas que cuenten con el permiso del Consell podrán comenzar a instalar parques eólicos en los 51 municipios habilitados para tal fin -el 15% del territorio, en su mayoría situado en la franja interior de la Comunidad- que establece el Plan Eólico. Los titulares de Industria y Medio Ambiente presentaron ayer oficialmente este documento y señalaron que en ocho años, la energía producida por el viento aportará el 12% del consumo eléctrico, además de evitar que 3.900 toneladas de dióxido de carbono acaben cada año en la atmósfera.

Efecto depurador

La presentación oficial celebrada ayer no fue mucho más lejos de una compilación de datos hechos públicos con anterioridad, distribuidos por parte de la Administración durante los úlimos meses. Uno de los aspectos sobre los que el consejero de Industria, Fernando Castelló, aún no se había pronunciado era el del proceso y condiciones de explotación de los parques y ayer apenas lo hizo. Se limitó a señalar que la exposición pública del Plan Eólico comienza hoy y concluirá en un mes. Castelló añadió que una vez se apruebe el plan, las empresas que soliciten construir parques eólicos y cuenten con el visto bueno técnico y medioambiental del Consell, podrán comenzar a instalar los generadores. El responsable de Industria no entró en detalles sobre los permisos, más allá de garantizar la "libre concurrencia para empresas y promotores" interesados. El consejero también apuntó que su departamento tiene la intención de "promocionar las actividades de los proveedores" de los parques para "posibilitar la investigación y la innovación en un proyecto que tiene un largo recorrido de futuro".El grueso de la comparecencia se centró en repetir los datos ya ofrecidos desde hace meses. Castelló señaló que al cabo de ocho años, periodo en el que la Administración estima que se habrá completado el plan, los aerogeneradores estarán en condiciones de absorver el 12% del consumo eléctrico de la Comunidad al ser capaces de generar entre 1.200 y 1.700 megavatios, una cantidad que podría aumentar si el desarrollo tecnológico de los equipos maximiza su rendimiento. Castelló se centró en demostrar, mediante cifras, las virtudes del plan, no sólo en términos energéticos sino también medioambientales. Una vez se hayan puesto en marcha todos los parques que contempla el plan, se evitará la emisión anual de 3,2 millones de toneladas de dióxido de carbono, 57.000 toneladas de óxido de azufre y 8.500 toneladas de óxidos de nitrógenos, unos gases que tienen gran parte de la responsabilidad del calentamiento terrestre. Todo ello supone impedir la quema diaria de casi siete millones de kilos de carbón en centrales térmicas, según Industria.

De llevarse a cabo la explotación de la potencia máxima contemplada en los estudios del Consell, los aerogeneradores proporcionarán un efecto depurador sobre la atmósfera equivalente al que producen 160 millones de árboles, como señaló ayer Castelló. El consejero limitó la posibilidad de instalar aerogeneradores a 51 municipios -el 15% del territorio-, en su gran mayoría, situados en las comarcas interiores de la Comunidad. Toda esta superficie ofrece condiciones naturales que garantizan la rentabilidad de los parques eólicos. El consejero de Medio Ambiente, Fernando Modrego, situó el numero de parques entre 35 y 50, en función de la potencia que desarrollen. Modrego destacó que se han excluido del mapa zonas con especial valor ecológico como parques o parajes naturales, zonas húmedas, reservas nacionales de caza, zonas de especial protección para aves y áreas cubiertas por especies arbóreas relevantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de octubre de 2000

Más información

  • LOS GENERADORES CUBRIRÁN UN 12% DE LA DEMANDA ELÉCTRICA