Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cólera de los palestinos por la visita de Sharon a la explanada de las mezquitas

Más de 30 heridos se registraron ayer en Jerusalén y en los territorios autónomos en una oleada de cólera palestina, provocada por la visita que Ariel Sharon, el líder del Likud, efectuó a la explanada de las mezquitas, el tercer lugar santo del islam, en el corazón de la ciudad santa de Jerusalén. Mientras sucedían estos incidentes, un soldado israelí moría en un atentado con bomba perpetrado la noche anterior en Gaza por un comando palestino.

La explanada de las mezquitas, el punto más controvertido y polémico del proceso de paz cuyo control se disputan palestinos e israelíes, se convirtió ayer a primera hora de la mañana en escenario de una batalla campal entre jóvenes árabes y soldados hebreos, que trataban de proteger al séquito del dirigente del Likud, Ariel Sharon, ex ministro de Defensa del Gobierno de Benjamín Netanyahu. Los muchachos, con gritos de "asesino" -recordando a Sharon las matanzas de los campos de refugiados de Sabra y Shatila, en el Líbano en los ochenta-, arrojaron piedras contra los soldados, mientras que éstos trataban de defenderse lanzando balas de goma, permitiendo así que Sharon alcanzara refugio y consuelo en el Muro de las Lamentaciones, colindante a la explanada, donde oró durante unos minutos. Las protestas se extendieron durante toda la mañana a otros puntos de Jerusalén este y de los territorios autónomos palestinos, donde fueron atacados los puestos del Ejército israelí.

La visita de Sharon, que había sido previamente desautorizada por las autoridades palestinas, fue condenada ayer por portavoces del Gobierno israelí, quienes aseguraron que Sharon lo había "transformado en una provocación gratuita", según afirmó el ministro de Justicia hebreo, Yossi Beilin.

Por otra parte, ayer regresó a Israel y presumiblemente a la vida política el ex primer ministro Benjamín Netanyahu, después de que las investigaciones instruidas contra él por un supuesto delito de corrupción fueran sobreseidas por falta de pruebas.

La polémica se sumó a la noticia de la muerte de un soldado israelí de 19 años por una bomba en Gaza. El atentado, que recuerda las acciones de Hezbolá, ha indignado a Israel, que ha pedido a las autoridades palestinas que actúen "con más determinación y energía para combatir el terrorismo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de septiembre de 2000

Más información

  • Muerto en atentado un soldado israelí en Gaza