Coepa no se pronunciará sobre la fusión de cajas hasta diciembre

Diferenciándose de sus compañeros de Valencia integrados en la CEV, que la semana pasada anunciaron que defenderán ante la cúpula de la patronal autonómica la fusión entre CAM y Bancaixa que propugna el Consell, los empresarios de Alicante no se pronunciarán sobre la hipotética alianza financiera hasta conocer informes objetivos y fiables y la opinión de los órganos de dirección de ambas entidades, lo que no se producirá, al menos, hasta finales de año.Joaquín Rocamora, presidente de la Confederación Empresarial de la Provincia de Alicante (COEPA), señaló ayer que, llegado el momento, el empresariado que representa "defenderá lo que interese a Alicante y al conjunto de la Comunidad". Para Rocamora, se trata de una cuestión "estratégica y de calado" que su junta directiva no puede debatir "porque somos mayores de edad y no disponemos de estudios" sobre ventajas e inconvenientes de la operación. El presidente de Coepa, no obstante, consideró "acertado" que CAM y Bancaixa refuercen y coordinen su obra social y aunen esfuerzos logísticos en infraestructuras.

"¿Será buena o mala la fusión?", se preguntó Rocamora. "Pues dependerá de lo que digan esos estudios y de lo que digan los consejos de adminsitración de las entidades, y será entonces cuando los empresarios de Alicante nos pronunciemos".

Rambla tantea

Joaquín Rocamora hizo esas declaraciones delante del consejero de Economía y Hacienda, Vicente Rambla, que ayer se reunió con la junta directiva de Coepa para hablar de políticas de empleo, formación profesional y, según reconoció, la "colaboración" entre las cajas de ahorro valencianas. El consejero viajó hasta Alicante con el objeto de tantear a su empresariado acerca de la hipotética fusión, pero no encontró tanta predisposición como en Valencia."No he trasladado ninguna propuesta de fusión", aclaró Rambla en rueda de prensa, "sino la voluntad de aunar esfuerzos" para acometer proyectos y aprovechar "mejor" los recursos. Por eso, el Consell fomenta ahora la conveniencia de que CAM y Bancaixa configuren una corporación industrial y coordinen su obra social, decisiones que, según puntualizó, corresponde tomar a las direcciones de ambas entidades. "Los empresarios entienden que las dos tienen actuación en el sector industrial, y que si se produce una aproximación será beneficiosa".

Y en esa línea concreta, Rambla sí consiguió cierto plácet del empresariado de Alicante. "Estamos abiertos a estudiar todo, pero no podemos analizar [la alianza] sin disponer de información y sin conocer qué opinan las dos cajas", señaló Rocamora.

La CAM encargó hace meses un estudio sobre estrategias de futuro, incluidas alianzas, a una consultora especializada. El trabajo finalizará en diciembre, y será entonces cuando se pronuncie.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 25 de septiembre de 2000.

Lo más visto en...

Top 50