Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA OFENSIVA TERRORISTA

Pakito dice que las "víctimas civiles" son accidentales

El ex máximo responsable de ETA Francisco Mujika Garmendia, Pakito, fue juzgado ayer en la Audiencia Nacional por el atentado con coche bomba contra la Dirección General de la Guardia Civil del 17 de mayo de 1987, que causó la muerte de Carmen Pascual e hirió a otras cinco personas. El fiscal pidió para él 132 años de prisión, aunque el máximo de cumplimiento previsto en la legislación española son 30 años.Pakito repitió que no es ni ha sido dirigente de ETA, y que ni ordenó ni participó en el atentado del que se le acusa. Ayer, a diferencia del juicio celebrado el miércoles, el dirigente etarra hizo uso del derecho a la última palabra en el que lamentó las víctimas civiles que causan los atentados de ETA. "Viendo que en el atentado de este juicio hubo una víctima mortal y varios heridos civiles," precisó, "quiero decir que ETA en sus acciones pone cuidado especial en que no haya víctimas civiles, pero por desgracia esas cosas ocurren".

Justificó los atentados

Acto seguido, justificó los atentados contra la Dirección de la Guardia Civil y del Cuartel General de la Armada porque, según dijo, los objetivos eran el Ejército español y la Guardia Civil, que participan en el control político y social del País Vasco a través de la represión. Cuando el presidente del Tribunal le cortó por entender que lo que decía no tenía que ver con su defensa, Pakito concluyó: "Creo que ETA está proponiendo caminos de paz y que sería interesante saber por qué ETA comete ese tipo de acciones".El fiscal considera a Pakito el jefe del comando Argala o itinerante de ETA, integrado por franceses, creado por Txomin Iturbe y que dependía directamente del jefe de la banda del momento. Declaraciones ante el juez de los miembros del comando Henri Parot y Jacques Esnal imputan a Pakito el haberles ordenado los atentados y haber proporcionado los coches y los explosivos utilizados. El defensor, Zigor Reizabal, pidió la absolución por entender que no se ha demostrado la intervención de su cliente.

Por otro lado, el juez ordenó ayer el ingreso en prisión de 10 de los detenidos el pasado fin de semana en Francia por su vinculación a ETA, entre ellos están los cinco responsables del aparato logístico de la banda: José Luis Turrillas, Peputo; Ángel Pikabea, Atxurri; Pedro Ignacio Santesteban, Einstein; Jesús María Zabala, Smeril, y Rosario Delgado Iriondo, Arutxan Guru.

Por otra parte, la Fiscalía de la Audiencia Nacional llamará a declarar al resto de los ediles de EH de Hernani (Guipúzcoa), en relación con acuerdo municipal que acordaba hacer hijo predilecto a Ekain Ruiz, un etarra que murió al estallar el explosivo que transportaba.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de septiembre de 2000