Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un régimen muy especial

Los agricultores y ganaderos tributan por el impuesto sobre la renta, como los asalariados, pero con un sistema especial que poco tiene que ver con el general. Se denomina régimen de módulos y parte de que las personas sujetas a este régimen aplican sobre sus ventas unos coeficientes fijos según el tipo de explotación.De esta forma calculan el beneficio obtenido o rendimiento neto. A esta cantidad se le aplican en la actualidad dos tipos de descuentos. El primero proviene de la amortización de su maquinaria mediante unas tablas que tienen en cuenta los años de vida útil de esos activos. El segundo es una reducción del 7% si no ha creado empleo en el ejercicio o del 12% si lo ha hecho.

La principal novedad de la última oferta presentada por el Ministerio de Hacienda consiste en que se podrá descontar,además, un 35% de la factura que pagan por gasóleo, incluidos los impuestos. Esta medida se aplicará a partir del próximo año y se incluirá en los Presupuestos del Estado. Persigue compensar a los agricultores por el aumento del precio del gasóleo durante el año en curso.

Otra novedad consiste en que la reducción general del 7% o del 12% podrá ampliarse ya en el año 2000, para lo que se ha encomendado a un grupo de trabajo la presentación de una propuesta. La reforma se hará mediante orden ministerial.

Por último, se elevará en dos puntos (del 5% al 7%) la compensación por el IVA. Esta medida consiste en que los agricultores podrán cargar el 7% en concepto de IVA sobre los productos que venden a los mayoristas. El agricultor no ingresa ese 7% en Hacienda, sino que se lo queda como compensación por los IVA que a él le aplican en sus compras y no puede deducir.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de septiembre de 2000