Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA SITUACIÓN EN EL PAÍS VASCO

El jefe indiscutible que ordenó matar a Yoyes

Francisco Mujika Garmendia, Pakito, de 46 años, fue el máximo dirigente de ETA desde la detención de José Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, Josu Ternera, en enero de 1989, hasta que él mismo fue arrestado el 29 de marzo de 1992 en un chalé de la localidad vascofrancesa de Bidart, aunque ahora quiera negarlo. Porque le conviene, ya que en Francia ha cumplido una condena de ocho años de cárcel por asociación de malhechores, equivalente al delito de pertenencia a banda armada.Pakito, número uno indiscutible, integraba la dirección de la banda terrorista, conocida como Artapalo, junto con José Luis Álvarez Santacristina, Txelis, que ejercía de ideólogo, y José Arregi Erostarbe, Fitti, experto en explosivos y responsable de logística de la organización. Pakito tenía a su cargo la responsabilidad política y la dirección de los comandos, especialmente el Argala, integrado por franceses, desconocido para el resto de la banda y de cuya dirección se encargaba personalmente el máximo responsable de la banda, fuese Josu Ternera o Pakito.

Procesado en numerosos sumarios, se le acusó de matar al dirigente de ETA Político militar Eduardo Moreno Bergareche, Pertur, y de ordenar el asesinato de Dolores González Catarain, Yoyes, que había sido miembro de la dirección de ETA y había abandonado la banda terrorista.

Considerado miembro del núcleo duro, Pakito hizo fracasar una iniciativa conjunta de Herri Batasuna y el PNV para conseguir el fin de la violencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de septiembre de 2000