Un sabotaje deja sin luz a 36.000 casas en el Maresme

Más de 36.000 abonados de la compañía Fecsa-Enher de la zona del Maresme se quedaron sin suministro eléctrico la madrugada del viernes debido a la acción de unos desconocidos, que asaltaron la subestación de Sant Mateu. Los hechos se produjeron hacia las 3.00 horas de ayer, cuando unos individuos, con la intención inicial de robar, forzaron el acceso a la subestación, que se encuentra en Premià de Dalt. Los daños dejaron sin luz durante tres horas a las poblaciones de Alella, Cabrera de Mar, Cabrils, El Masnou, Orrius, Premià de Dalt, Premià de Mar, Teià, Vilassar de Mar y Vilassar de Dalt. La compañía denunció los hechos ante la policía y el suministro eléctrico se restableció sobre las 6.00 horas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS